Miles de turistas mendocinos vibraron al compás de carrusel vendimial. El desfile contó con los colores, la música y los sabores tradicionales de colectividades radicadas en la provincia, como las de Bolivia, Colombia, España e Italia, entre otras.

Un año más, mendocinos y turistas disfrutaron de una de las actividades más importantes del calendario vendimia: El Carrusel de las Reinas.

Miles de personas se congregaron en las calles mendocinas para poder disfrutar no sólo de la belleza de las 18 candidatas al centro nacional, sino, apreciar sus majestuosos carros y la alegría de celebrar una Vendimia más.

Pero este año, mendocinos y turistas tuvieron que esperar dos horas en las calles del centro para que comenzara el desfile de reinas, caballos y colectividades.

La demora se produjo primero porque el evento político organizado por la COVIAR que se desarrollaba en el Park Hyatt Mendoza también comenzó con una hora de atraso, ya que no sólo se realizaron los protocolares discursos.

A esto se sumó una conferencia de prensa del Gobierno de Mendoza junto a los ministros nacionales que demoró también el arranque ya que, sin el Gobernador en el palco, el tradicional desfile no puede comenzar. 

Pero luego de que terminara la conferencia, ni Alfredo Cornejo ni su gabinete provincial ni los invitados nacionales salieron a ver el Carrusel, puesto que en ese momento comenzaba la protesta de los docentes mendocinos.

La marcha de los trabajadores junto al SUTE había sido anunciada, aunque tambiénaclararon que no iban a realizarla si llegaban a un acuerdo con el Gobierno Provincial. Al no poder acordar, los docentes decidieron protestar al inicio del Carrusel.

También se realizó una contramarcha en manos de referentes de las AMPA (Asambleas por el Agua Pura de Mendoza), la Asamblea por el Agua de Jachal (San Juan) y laAsociación contra el Gatillo Fácil.

Luego de estas manifestaciones, el Gobernador y los políticos invitados se sentaron en el palco oficial y comenzó la fiesta con la llegada del carro de las soberanas del 2017.

Al margen de la actividad política, el tradicional paseo de carruajes por las calles de la ciudad, reunió a miles de personas que desde tempranas horas de la mañana ya se acomodaban en las veredas y restaurantes para ver de cerca todo lo que ocurría en el paso de las reinas.

A pesar del calor, el sol y la cantidad de personas presentes, Mendoza volvió a vivir esta actividad tan pintoresca del calendario vendimial que este año sufrió dos horas de demora debido a marchas que se dieron en pleno recorrido

Las protagonistas de la jornada, agrupaciones gauchas, reinas invitadas y en el palco oficial, el Gobernador junto a autoridades provinciales y nacionales.

A esta larga lista de presentes se suman las familias de las bellas soberanas, vecinos de la ciudad y de cada departamento de la provincia además de los turistas que disfrutaron de cada carro y su magia.

En esta nueva edición, el comité de organizador decidió que el desfile tuviera menos participación de agrupaciones gauchas.

Los carros comenzaron a copar las calles desde los Portones del Parque San Martín.Con música, intervenciones en vivo arriba de los carruajes y mucho color, las reinas desfilaron una vez más y todos pudieron verlas de cerca.

Cada año esta celebración deja sus perlitas o curiosidades. Una que se puede destacar es el Gobernador de la provincia y su buen reflejo para atrapar un melón que venía desde el carro de Lavalle.

El Carrusel vendimial y su colorido, una de las tradiciones más celebradas por mendocinos y turistas

Cabe destacar que la misma suerte tuvo el viernes durante la Vía Blanca de las Reinas donde también atrapó esta fruta tan tradicional del carro lavallino.

La sorpresa de muchos mendocinos fue cuando al pasar el carro de San Martín la reina no estaba en él, sino que prefirió caminar por las calles  junto a su corte viviendo el Carrusel junto a los mendocinos.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios