Carlos Cabral

Después de años junto a referentes de la música argentina como Ariel Ramírez y Los Carabajal, Carlos Cabral se la jugó por sus propios temas y versiones.

Desde su infancia, Carlos Cabral supo que quería dedicarse a la música. En Martínez tuvo sus primeras conexiones con el folclore,escuchando los discos que su papá le había dejado como legado.

“Él falleció cuando yo era muy chico. Como era concertista de guitarra tenía un amplio conocimiento musical: mucho folclore tradicional antiguo, que hasta hoy es muy vigente. Toda esa colección me armó una forma de escuchar diferente y gran gusto por el género”, cuenta.

A sus 28 años, ya planeando ser profesional, sus puertas se abrieron cuando quedó seleccionado como una de las voces que interpretaron la versión “Misa Criolla” de Ariel Ramírez.

“Fueron cinco años de puro aprendizaje, estar arriba del escenario con alguien tan grande como él fue algo sublime que me marcó para siempre. Fui de gira por todo el mundo, especialmente por Europa”, señala. Y agrega: “Tengo la idea de armar una presentación de la obra con coros de la zona, sería una especie de homenaje a Ariel”.

En medio de esa vorágine de giras y presentaciones, Ariel Ramírez decide retirarse de los escenarios y la carrera de Carlos dio un giro. “Los Carabajal” lo llamaron para formar parte de su conjuntocomo cantante principal.

“Con ellos grabé tres discos y viajamos por todo el país. Esa experiencia me sirvió para empaparme de la raíz del folclore y conocer la verdadera esencia de su color. Pero luego de cinco años sentí que necesitaba seguir con mi carrera solista, por eso decidí abandonar el conjunto”, comenta.

En un momento decidió hacer un stop, dejar de recorrer caminos y poner una peña en Boulogne, donde muchos iban a disfrutar de una noche “al estilo norteño”.

“Por ahí pasó una cantidad enorme de músicos, era un gran lugar cultural, un espacio para que muchos artistas se mostraran. Funcionaba increíblemente porque siempre estábamos repletos de gente. Por cuestiones económicas no pudimos seguir manteniendo el lugar y tuvimos que cerrarlo, pero la experiencia fue extraordinaria”, rememora.

Mas allá de sus proyectos con Ariel y “Los Carabajal”, Carlos siempre le dio mucha importancia a su carrera solista que será la que en pocos días más lo traiga a un escenario de Martínez.

“Nunca dejé de componer mis canciones. Hago una especie de fusión entre folclore y rock nacional, dos géneros diferentes pero no distantes”, explica. Ahora recorre el pais con un espectaculo con recorrido por mi historia musical”.

Fuente: Clarin / Por Florencia Cerruto

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »