El cierre estelar del encuentro artístico de Los Corralitos estuvo a cargo de Los Nocheros. Saldo positivo, a pesar del tiempo inestable, durante esta 11ª edición.

Desde hace ya algunos años, el Festival Provincial del Camote, que se realiza en la Rotonda de Salcedo, en el corazón de Los Corralitos, viene concentrando la atención del público, especialmente de Guaymallén y de otros puntos del Gran Mendoza. 

Con la undécima edición, que concluyó en la madrugada de hoy,  volvió a ocurrir lo mismo, pese a la inestabilidad del tiempo y la amenaza de lluvia, que fue una constante adversa en todas las jornadas. El público se dio cita en un buen número y aplaudió con mucho entusiasmo la actuación del trío Los Nocheros, compuesto por dos históricos ejecutantes, Mario Teruel y Rubén Ehizaguirre, con la voz joven  de

Álvaro Teruel. Los organizadores estimaron que desde el viernes hasta ayer, más de 20.000 personas asistieron al festejo.
Anoche la cita comenzó con bastante puntualidad con la actuación de la Escuela Municipal de Danzas de Guaymallén, que conduce Gimena Dolz. Este conjunto presentó números que fueron del agrado de los asistentes y que lucieron muy bien en el amplio y vistoso escenario levantado en el predio.

Tras la actuación del conjunto de baile, subieron a escena Los Algarrobeños, Los Menducos; el solista del Este, Andrés Iacopini; Carlos Méndez y en los primeros minutos de hoy se presentaron, Los Nocheros, esta vez sin una de sus estrellas, César Adolfo “Kike” Teruel, que se tomó un año sabático en la formación musical, y prometió volver en enero próximo.
 

Además de la música y el baile, el festival presentó un nutrido surtido de stands, donde los presentes podían comprar artículos regionales o degustar comidas.

Una de esas instalaciones fue montada por la Asociación Grupo Comunitario San  Cayetano, del distrito Colonia Molina, que preside el diligente Jorge Vallone.

La entidad, con toda una vida dedicada a la producción y difusión del camote, fue la organizadora del primer festival, el 24 de abril de 2004, en el salón del Club Social y Deportivo Los Corralitos. La fiesta luego creció en dimensión e importancia y se buscó entonces la actual locación de la Vuelta de Salcedo.

Vallone expresó su conformidad con los 3 días de fiesta. “Estamos contentos, el festival ya se ha afianzado en la preferencia de la gente, que lo ha tomado como propio; veremos que podremos innovar en la próxima reunión de 2015”.

En otros puestos de venta se esmeraron productores y pequeños emprendedores, como por ejemplo Sofía Tarifa, que vendió prendas y enseres tejidos de variados colores. Se trata de una orgullosa habitante de Colonia Molina. También tuvieron su rendimiento económico los integrantes de la familia Renjifo, del barrio Santa María, de Rodeo del Medio, que ofrecieron una variedad de jugos artesanales.

La línea de comercialización se extendió a otros rubros, y aunque las ventas tuvieron la limitación de los bolsillos y los presupuestos familiares reducidos, en general los comerciantes que respondieron a la invitación municipal pudieron vender y salvar los gastos. 

El Festival del Camote reunió en la velada inaugural a la cantante Soledad Pastorutti,  quien ofreció sus grandes éxitos y presentó su nuevo disco, Raíz. En la noche siguiente los aplaudidos fueron el dúo Orozco-Barrientos y Venancio y Chingolo, estos últimos para hacer reír a los presentes con su humor nacido en Uspallata.

En la noche del sábado, la organización del encuentro y varios artistas presentes en esa jornada, rindieron un sentido homenaje al  folclorista Mariano Cacace, integrante del conjunto Cacace-Aliaga, quien falleció a los 69 años el mes pasado.       

Los asistentes se fueron conformes del predio de la fiesta, en especial porque el ingreso no tuvo costo alguno. Darío Blanco (33), su esposa Paola Díaz (25) y sus 3 hijos, residen en Kilómetro 8.

“Nos pareció un espectáculo bien organizado, y estuvimos cómodos”, dijo el jefe de familia, quien atraviesa las dificultades de no tener empleo estable y suple esa falencia con changas varias. También se fue contenta del  festival la vecina Analía Figueroa (70), quien prometió volver al año próximo. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »