Sábado 28 de Enero de 2023

Hoy es Sábado 28 de Enero de 2023 y son las 19:31 - Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:[email protected] / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

INFORMACION GENERAL

Arnaldo André: “Soy un seductor nato”

Uno de los grandes galanes de las telenovelas argentinas, vuelve al teatro con "El enganche", obra de la década del 80 de Julio Mauricio que protagoniza junto a Miriam Lanzoni con dirección de Osvaldo Laport y que estrena este viernes.

Coronado por la historia como uno de los grandes galanes de las telenovelas argentinas, con roles principalísimos en enormes éxitos como “Piel naranja” y “Amo y señor”, Arnaldo André vuelve al teatro con “El enganche”, obra de la década del 80 del autor argentino Julio Mauricio que protagoniza junto a Miriam Lanzoni bajo dirección de Osvaldo Laport y que estrena este viernes en el teatro Broadway.

La historia es simple y está llena de ternura sobre dos personajes (una prostituta y un hombre común) que se encuentran en una cita y donde lo interesante, según André, “es que el público va a ir descubriendo a los personajes a lo largo de la obra y no todo lo que se dice es así sino que se podrá ir ahondando en un mundo interior que primero no aparece muy rico en estas personas que no son ganadoras”.

“Se habla un poco de la vida, del mundo, de lo difícil que es transitar por la vida y lo que tiene Julio Mauricio en esta obra, además de una inmensa ternura hacia sus personajes que te conmueve, es un diálogo con un texto muy cotidiano que es como si estuvieras escuchándolo en la calle”.

Andr Soy un seductor nato y creo que eso me ayud mucho para construir al galn

André: “Soy un seductor nato y creo que eso me ayudó mucho para construir al galán.”

“El enganche”, definida por el actor como “una comedia con toques muy románticos” se podrá ver de viernes a domingos en el teatro de avenida Corrientes 1155, además de que saldrá entre semana de gira por localidades de la Costa Atlántica a partir del 16 de enero próximo.

La idea de hacer esta obra surgió por recomendación de Luis Brandoni, a quien André contactó para que lo dirigiera en otra obra de autor extranjero y el actor de “Esperando la carroza”, que declinó la invitación por compromisos profesionales ya asumidos, le sugirió volver sobre autores nacionales que muchas veces quedan dormidos y tienen gran valor.

“Con cada tipo de actuación tenés distintos registros de tu propio trabajo: en televisión te ves a vos mismo ahí en forma instantánea, en el teatro es un registro mucho más sensorial, más abierto, no te estás viendo pero tenés al público que está pendiente de lo que vos estás contando y de cómo lo estás contando y eso no tiene comparación con nada.”ARNALDO ANDRÉ

Julio Mauricio (1919-1991) fue un autor prolífico del teatro argentino, conocido fundamentalmente por “La valija”, que Luis Sandrini y Malvina Pastorino llevaron al cine, y “El enganche” es una obra suya de estrena en 1982 y que tuvo conocida versión protagonizada por Carlos Carella y Leonor Manso bajo dirección de Héctor Tealdi en 1985.

-Volvés al teatro que es el lugar donde te hiciste famoso con “40 kilates”, un tremendo éxito de tres temporadas que hiciste junto a Mirtha Legrand en 1970, ¿cómo vivís este pasaje de inmensa exposición televisiva décadas atrás y esta vuelta a un escenario más íntimo?

-Esa obra con Mirtha fue la que me sirvió de trampolín y a partir de ahí no paré de trabajar, pero más allá de las elecciones teatro-televisión, yo creo que ningún actor te va a decir honestamente que prefiere una cosa por sobre la otra porque en este medio lo que queremos, por sobre todas las cosas, es actuar. Si me preguntás qué imagen tengo yo de un actor que no trabaja es la de un automóvil abandonado en la calle con las ruedas pinchadas y las chapas corroídas, nosotros tenemos un motor adentro que necesita estar en funcionamiento. Cuando uno está actuando lo siente y no es solamente por el dinero, que es importante lógicamente, pero fundamentalmente se trata de mantener ese motor en funcionamiento.

-Aun cuando los procesos son distintos.

-Sí, claro, en la televisión es más improvisación, que es algo que te sirve muchísimo porque da un training increíble que después podés llevar adonde quieras, y después el teatro o el cine, son trabajos de mayor elaboración, de mucho más ensayo, de situaciones más relajadas, tenés tus charlas con los directores, las pruebas. Con cada tipo de actuación tenés distintos registros de tu propio trabajo: en televisión te ves a vos mismo ahí en forma instantánea, en el teatro es un registro mucho más sensorial, más abierto, no te estás viendo pero tenés al público que está pendiente de lo que vos estás contando y de cómo lo estás contando y eso no tiene comparación con nada.

-En televisión fuiste uno de los grandes galanes de la historia de la telenovela argentina, ¿cómo es la construcción actoral de un galán?

-Son cosas también de uno, en mi caso, yo soy un seductor nato y creo que eso me ayudó mucho para construir al galán. Me decís si soy romántico y eso me pudo haber ayudado a construir al galán, no lo sé, pero soy apasionado para todo y volcar mi grado de seducción por la pasión que pongo para todo lo que hago me ayudó mucho a construir al galán.

-Después fuiste virando hacia papeles más ligeros.

-Como soy un tipo de aburrirme rápido, la repetición de esos personajes en un momento momento me cansó y empecé a pedir por favor que me llamaran para otros papeles, yo quería hacer comedia pero en ese momento que era el auge de programas como “La banda del Golden Rocket” o “Son de Diez”, mi representante me dice que en los canales le señalaban que yo no era el tipo ideal para papeles de comedia. Eso me rompió el alma y decidí irme a Estados Unidos a estudiar cine. Estando allá, un día me llama mi representante para hacer un papel en un programa de Guinzburg y me volví inmediatamente, se grabaron dos capítulos y al día siguiente de la emisión del primero, esa misma persona de Canal 13 que había dicho que yo no servía para la comedia me estaba ofreciendo hacer “Gerente de familia”, que hice por tres temporadas. Yo quise romper esa imagen del galán intocable.

-De hecho ya en tus telenovelas había toques importantes de comedia.

-Como yo quería hacer comedia y no me llamaban, metía siempre comedia. Hice dupla con Jorge Sassi en “Amo y señor” y trabajé con Francella en “El infiel”. “El infiel”, por ejemplo, lo escribía Oligia Lezama una autora venezolana que mandaba los libretos por fax. Yo me encuentro con ella en Miami después de que terminó la tira y ella me dice: “Yo no recuerdo de haber escrito ese personaje” y era el personaje de mi mucama que yo lo había incluido por decisión propia junto al productor Raúl Lecouna y que lo hacía Amalia Freytes, una actriz humorística cordobesa que había visto en teatro y me encantaba, entonces decidí incorporarla al elenco para jugar con ella pasos de comedia. Estaban bien los besos y el galán, pero yo quería hacer comedia.

-¿Cómo llegaste a la Argentina?

-Por trabajo, porque quería trabajar y triunfar acá, pero Argentina no me era desconocida, yo a los cinco años vine a vivir a Buenos Aires con mi familia, empecé la escuela primaria acá y a los nueve mi mamá decidió volver, algo que no me hizo tanta gracia y siempre quedó en mí el querer volverme a Argentina y cuando creció esta vocación innata por la actuación tomé la decisión, empecé allá a trabajar en la radio como locutor pero yo quería ser actor y sabía que el mejor lugar para estudiar y hacer teatro era Buenos Aires y me vine.

Con autoría de Julio Mauricio, la actuación de Arnaldo André y Miriam Lanzoni, coordinación general de producción de Claudio Penta, dirección de Osvaldo Laport y producción general de Giuliano Bacchi, “El enganche” se puede ver viernes a las 21.30, sábados a las 21 y domingos a las 20 en el Teatro Broadway de avenida Corrientes 1155.

—————————————————————
Fuente, Diario Telam

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!