Sábado 20 de Julio de 2024

Hoy es Sábado 20 de Julio de 2024 y son las 04:33 - Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:[email protected] / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

INFORMACION GENERAL

Comic-Con Argentina: de regreso en Costa Salguero y con nuevas experiencias

Miles de personas se acercaron al predio porteño Centro Costa Salguero para participar de la apertura de una nueva edición de la Comic-Con Argentina, que junto a las habituales presencias de figuras nacionales e internacionales, trae en esta ocasión nuevas experiencias y actividades para los fans de la cultura pop.

Con la tentadora visita de los hermanos argentinos Andrés y Bárbara Muschietti, director y productora de la anticipada «Flash» -la nueva entrega del universo cinematográfico de DC que llega a salas el próximo 15 de junio- como las celebridades más importantes entre quienes tendrán su propio panel en el escenario principal, este viernes a las 14 se abrieron las puertas del predio al que regresó la convención tras una excepcional mudanza a La Rural en diciembre último.

La primera Comic-Con de este año, que el público podrá recorrer hata el sábado y domingo de 12 a 20, arrancó con su ya conocido despliegue de puestos de venta de cómics, más de 200 stands de cine, series, videojuegos y cualquier adaptación de los mundos de ciencia ficción, terror, fantasía y animación que no fallan en atraer tanto a infancias y adolescentes como a las y los adultos que hace casi 15 años vieron la llegada del evento en el país.

En ese sentido, la eternamente favorita franquicia de Star Wars, con cascos de Stormtroopers intervenidos artísticamente y figuras de tamaño real trajeadas como los queridos Obi-Wan Kenobi, Anakin Skywalker y el Mandaloriano llevado a la pantalla chica por el actor chileno Pedro Pascal; se mezclan con los espacios organizados por las principales marcas del audiovisual moderno, que anticipan y fogonean sus contenidos más exitosos y más esperados.

Así, Netflix hizo lo suyo con un enorme stand interactivo promocionando sus megapopulares series «Merlina» y «Stranger Things», con una escultura del villano Vecna en tamaño real para posar cual víctima de la criatura del «Otro lado»; mientras que desde Warner Bros. Discovery eligieron la mencionada «Flash» junto a «Blue Beetle», también de DC; la entrañabale sitcom «Friends» y la anticipada película «Barbie», que estrenará en julio próximo con el protagónico de Margot Robbie y dirección de Greta Gerwig.

Disney tampoco se quedó afuera, y este año eligió poner el foco en la esperada «Indiana Jones y el dial del destino», la quinta entrega de la franquicia de aventuras que irrumpió en 1981 de la mano de Steven Spielberg con «Los cazadores del arca perdida», y en la que Harrison Ford se calzará el sombrero y el látigo una vez más, a los 80 años, con la compañía en el elenco de la británica Phoebe Waller-Bridge.

Sin embargo, y en un aparente empujón que busca hacer crecer y asentar con más fuerza la marca entre el público local, en esta oportunidad los locales y actividades se expandieron a lo largo y ancho de los seis pabellones que conforman Costa Salguero, con patios al aire libre poblados de carritos de comida y hasta de un amplio sector dedicado a las y los amantes de lo medieval, con feria, músicos y curiosos combates de esgrima antigua incluidos.

Mundo gamer

También hay novedades para los gamers tanto de ayer como de ahora, ya que a los torneos de juegos por computadora que pueblan la Comic-Con hace tiempo se sumó en esta edición todo un sector de 700 metros cuadrados de «arcade» con los clásicos «fichines», desde pinballs, flippers, metegoles y tejos hasta el recordado y bailable «Pump It Up» de principios de los 2000, destinados a remover la memoria emotiva de la convocatoria millennial.

Como de costumbre, ingeniosos y creativos cosplayers de Batman, el implacable asesino serial Michael Myers de la saga «Halloween», personajes del vasto mundo del animé y el manga y de un sinfín de héroes, antagonistas y criaturas de la ficción; así como las decenas de ilustradores e ilustradores que todos los años se nuclean en el «Callejón de los artistas» para exponer sus obras, marcaron la vibra de una convención que nunca escatima en estímulos y devoción hacia la cultura pop por parte de sus visitantes.

Justamente, el terreno de los dibujantes cuenta además con un anzuelo extra en esta ocasión, con una muestra de obras originales de la histórica «Patoruzú» y una exhibición exclusiva del reconocido artista argentino Ciruelo y sus impresionantes dragones y mundos fantásticos llevados al papel.

 

Con la promesa lógica de recibir a muchas más personas durante el fin de semana, la Comic-Con Argentina inauguró entonces una nueva edición que confirma su estatus de espacio de pertenencia para incontables apasionados por estas temáticas, cada vez más desmarcados del nicho y de la otrora ¿vergonzante? etiqueta de «nerdismo» con los que siempre se los asoció, para atraer a multitudes.

Por supuesto, entre esos motivos de convocatoria este año no sólo sirve la presencia de los Muschietti, sino la de otros invitados internacionales: este año son la actriz irlandesa Evanna Lynch, conocida por encarnar a la excéntrica Luna Lovegood en la saga fílmica de Harry Potter, y los hermanos hondureños Luis y Daniel Moncada, recordados como los amenazantes primos Salamanca en la aclamada serie «Breaking Bad» y su spin-off precuela «Better Call Saul», cada uno con sus propios «meet and greet» para fotografiarse con sus seguidores y seguidoras y paneles.

Para los amantes de las series animadas también habrá doble programa con Patty Azan, la voz de Cartman en la ácida “South Park” en el doblaje latino, quien tendrá su propio stand y presencia en el escenario principal, y Rossy, que trabajó dando vida a importantes personajes de “Dragon Ball”, “Sailor Moon” y “Las chicas superpoderosas”.

Los icónicos primos Salamanca de «Breaking Bad», de visita en la Argentina

Luis y Danny Moncada, la dupla de hermanos y actores hondureños radicados en Estados Unidos que saltaron a la fama internacional cuando se pusieron en la piel de los temibles primos Marco y Leonel Salamanca desde la segunda temporada de la aclamada «Breaking Bad», llegaron por primera vez de visita al país en el marco de la nueva edición de la Comic-Con Argentina.

Vestidos con los soberbios trajes que los transformaron en un ícono de la ficción estrenada en 2008, creada por Vince Gilligan y protagonizada por Bryan Cranston como un profesor de química diagnosticado con cáncer terminal que decide ingresar al negocio de la «cocina» de metanfetaminas para dejarle un sustento a su familia, los Moncada se presentaron este mediodía en el evento que reúne a miles de fans de la cultura pop para tener contacto con sus seguidores locales.

Y si bien se los recuerda como un dúo de sicarios implacables, de escuetísimas palabras y manos muy hábiles para dar muerte a cuanto agente de la DEA o enemigo del Cartel de Juárez se les cruzara por el camino, en la vida real los Moncada distan mucho de esa imagen que el público recuerda y que pudo revivir brevemente con sus apariciones en la precuela spin-off de «Breaking Bad», la también genial «Better Call Saul», con Bob Odenkirk como el habilidoso abogado Jimmy McGill/Saul Goodman.

Con siete años previos de experiencia en la actuación antes de llegar a la tira de la señal AMC, Luis se desarma en palabras frente a cada una de las preguntas que contestó en charla con Télam, en comparación a su hermano menor -destapando el engaño de la serie, que los presentaba como gemelos-, quien desembarcó de prepo en la producción sin experiencia previa frente a las cámaras.

En ese sentido, Danny comentó que antes de encarnar propiamente a Leonel Salamanca sentía «muchos nervios y presión»: «Nunca había estado en un set ni en un casting, y Luis me había dicho que tenía que saberme todo de arriba a abajo y de izquierda a derecha, y que en un momento iba a pensar que estaba listo, pero en realidad no», admitió.

«Así fue, porque cuando llegué me quedé trabado como un idiota. Ahí los directores me tranquilizaron: ‘sabemos que no sos actor, pero imagínate que todo está pasando realmente. ¿Cómo actuarías? ¿Qué harías? Si no te acordás el diálogo no importa, vos seguí’. Lo hice dos veces seguidas bien, pero estaba medio duro, parecía un robot al que había que echarle aceite», relató el hondureño.

Por su parte, su hermano contó que «desde el casting habían pedido a dos hermanos para hacer de matones», y que cuando les contó a los ejecutivos que Danny se había hecho un nuevo tatuaje -algo que estaban buscando-, «les brillaron los ojos y se interesaron por él, pero cuando supieron que no era actor, les cambió la cara».

«Al otro día fuimos, hicimos una improvisación en español y a los días nos confirmaron, y dos semanas después ya estábamos en Nuevo México filmando», siguió sobre su llegada a «Breaking Bad».

Además, en cuanto a la personificación de los primos, el mayor de los Moncada comentó que «Vince (Gilligan) siempre quería menos, siempre menos, hasta en la última temporada de ‘Better Call Saul'»: «Él me decía que podía decir todo lo que quería pero en una sola palabra, y salía súper bien. Siempre tenía la idea de que menos era más. Yo pensé que estaba loco, pero cuando miramos el producto hecho… Es un genio. Tenía miedo de que fuera muy cursi, cuando yo no quería actuarlo así, y esperé que el público reaccionara bien», agregó.

De más está decir que tanto sus interpretaciones como la propia serie funcionaron muy bien y aún mejor fue la respuesta de la audiencia y de la crítica, que al día de hoy la sigue sosteniendo como una de las mejores producciones televisivas de la historia: «Lo primero que se me ocurre es que todas las escenas fueron excelentes, y que ninguno de los que estábamos ahí pensamos que terminaría siendo lo que fue», consideró Luis sobre ese arrasador recibimiento que tuvo «Breaking Bad».

«Siempre digo, sobre todo para Danny, que este fue su primer show, y nos quedábamos ahí y mirábamos, aprendiendo de las actuaciones maestras de Bryan Cranston y Aaron Paul. Nos vino del cielo que no tuviéramos que decir mucho finalmente, aunque después fue más cómodo, pero fueron los papeles perfectos. De todos modos, así como nos abrió puertas, y a mí me ha abierto muchas y estoy muy agradecido y me da mucho orgullo, nos ha cerrado otras en el sentido de que nos miran como estos personajes», evaluó el actor.

En esa línea, su hermano coincidió, y sostuvo que «a la persona que no ha visto ‘Breaking Bad’ le parece raro, pero te miran y te categorizan, no nos pueden ver como personajes que te van a hacer reír, como padres o como cualquier otra cosa diferente», y que no los miran «pasando de estos personajes».

Así todo, Luis no se arrepiente de nada: «¿Pero quisiera seguir otro camino y no haber hecho ‘Breaking Bad’? No, yo prefiero haberlo hecho y que me digan que no», concluyó.

Fuente, Diario Telam,

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!