Domingo 23 de Junio de 2024

Hoy es Domingo 23 de Junio de 2024 y son las 23:48 - Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:[email protected] / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

MUSICA.

La cantante Malena Rossi homenajea a la mendocina Carmen Guzmán en su nuevo disco

Acaba de lanzar “Carmen. Un cuento bien contado”, junto a la guitarra y arreglos de Roberto Calvo, donde rescata e interpreta con sutileza y calidez la obra de la compositora y cantante mendocina, que presentará este martes en el Club Social Cambalache.

a joven cantante Malena Rossi acaba de lanzar su disco “Carmen. Un cuento bien contado” junto a la guitarra y arreglos de Roberto Calvo, donde rescata e interpreta con sutileza y calidez la obra de la compositora y cantante mendocina Carmen Guzmán, que presentará este martes a las 20 Club Social Cambalache.

Tangos, valses, un estilo, una tonada, una canción y una milonga son interpretados en un tono íntimo por la cantora y Calvo, último guitarrista de la artista, junto a quien Malena completó un gran trabajo de investigación de una música argentina poco difundida, a partir de charlas sobre Carmen Guzmán, fallecida en 2012.

“Lo primero que me llamó la atención de Carmen fueron sus composiciones. Me parecían muy particulares y encontré un sonido, una forma y una interpretación que no había escuchado antes, aunque formo parte de una familia de artistas donde siempre estuvo la música presente”, expresó Malena Rossi a Télam.

“Pero aun así, su nombre no había aparecido, y de todo lo que conocía hasta ese entonces, nada se parecía a la propuesta de Carmen –continuó-. Después de introducirme mucho más en su vida y obra, descubro que hay otros puntos más personales que nos conectan y que me llaman la atención y es donde creo y afirmo que nos teníamos que encontrar, más allá del tiempo”.

El flamante disco está integrado por un repertorio que lleva música de Guzmán y letras de diferentes poetas con los que trabajó: su compañero Pedro Belisario Pérez, Mandy, Alberto Rolando Oviedo, María del Mar Estrella y Héctor Negro.

A la presentación del martes en Defensa 1179 (Casa Ezeiza del barrio de San Telmo) se sumarán las cantantes Vanina TaginiInés Cuello y Flor Bobadilla Oliva como invitadas, además del poeta y escritor Matías Mauricio.

Rossi ganó el Certamen del Festival de La Falda en 2018, el Hugo del Carril en 2015 y Primer Preliminar de Tango de Chile en 2017; trabajó en Esquina Homero Manzi, Café Tortoni, El viejo Almacén y la línea A del subte como artista callejera, integró el trío Cuozzo-Rossi-Ponieman, con quienes grabó el disco “Tarí, tarí”.

«Creo que en todos los géneros musicales y ambientes, artísticos y no artísticos, la mujer está recuperando su espacio. Y digo recuperar, porque naturalmente tanto hombres como mujeres tenemos nuestro espacio dentro de las sociedades, pero sabemos que el de la mujer, en grandes periodos de la historia, fue y es arrebatado.MALENA ROSSI

En 2018 editó su primer disco solista “Saltando Charcos” junto a Martin “Chino” Capici en la guitarra y actualmente integra el elenco de Madero Tango Iguazú

-¿Cómo nace la idea de reivindicar la obra de Carmen Guzmán?

-Sinceramente, de casualidad. Escuché un fragmento de una entrevista que Gabriel Soria le hacía en la radio, y ella cantaba «Cuando uno canta» a pedido de él, y cuando escuche eso me llamo tanto la atenciÓn su forma de cantar y la letra

-Esa canción habla de lo que significa el hecho de cantar en frases como “uno sabe que cantando puede ser lo que no fue” o “…y cantando por la vida somos dueños de esas ganas de ser más”. ¿Te sentís reflejada en esa letra?

– Absolutamente. De hecho, por sentirme tan identificada es que se sembró esta necesidad de hacer este trabajo. Siento que cantar, va más allá de una buena técnica. Siento al canto como un medio que nos conecta desde fibras muy profundas e íntimas. Creo que si a la hora de interpretar, nos entregamos con cuerpo y sentimiento a las historias que nos ofrecen obras como estas, podemos ser capaces de ser lo que no fuimos, lo que quisiéramos ser, jugar y pasear por donde tenemos ganas, estando en un mismo lugar; uno mismo.

-¿Qué es lo que te atrajo particularmente de esta artista mendocina?

– Hace unos días leí unas notas que le hicieron en unos diarios de aquella época, y por lo que contaba y el recorrido que hacían de su obra, la apodé «Viajera de la canción».

-¿Qué representa este disco en tu carrera?

-Este disco me enseñó y sigue enseñando el poder de lo auténtico. A que cuando uno tiene claro una idea, así como las tenía Carmen y supo expresarlas en sus composiciones y en su selección de autores, los «cómo» llegan solos. Me enseñó a que todo tiene su tiempo de decantación, que todo aparece y llega cuando debe llegar de las formas más inesperadas. Es el primer trabajo que nació de mis entrañas, casi sin referencias ni comparaciones, y del deseo de hacerlo sin buscar una aprobación, sino más bien saciar y plasmar esta inquietud y esta investigación a través de la herramienta que me fue dada, que es la del canto, la música y la interpretación. Lo otro, fue consecuencia.

-Redescubrís la obra de una mujer y contás con invitadas mujeres como Inés Cuello. ¿Cómo ves el tango de hoy y la situación de la mujer en el género.

-Creo que en todos los géneros musicales y ambientes, artísticos y no artísticos, la mujer está recuperando su espacio. Y digo recuperar, porque naturalmente tanto hombres como mujeres tenemos nuestro espacio dentro de las sociedades, pero sabemos que el de la mujer, en grandes periodos de la historia, fue y es arrebatado. Confío en las mujeres que me rodean. Confío en que estos espacios se están reconstruyendo con respeto, conocimientos, historia, memoria, autenticidad, presencia, firmeza y seguridad. Términos que a veces asustan a más de uno, pero que son necesarios y ciertos.

-¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Roberto Calvo?

-Un gran aprendizaje. La propuesta a Roberto fue muy clara. «Quiero hacer un homenaje a Carmen Guzmán con vos» y su respuesta, muy directa fue: «Si. Estoy!». Después, conociéndonos un poco más, fui dando cada vez más valor a ese «si» porque no fue un regalo, fue una apuesta. Fue confianza. Y esa es la base con la que trabajamos. La confianza de saber que él tiene en sus manos y en su música, la historia y el sonido de Carmen, y que sabe guiarme para ser lo más fiel y respetuosa posible para con esta obra, que de alguna manera, también es suya. Y poder ser intérprete de una obra en presencia de uno de los construyó esta historia, creo que es un privilegio.

Fuente, Diario Telam

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!