Viernes 24 de Mayo de 2024

Hoy es Viernes 24 de Mayo de 2024 y son las 09:27 - Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:[email protected] / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

MUSICA.

Lucie Delahaye: De Francia a Argentina y con la guitarra latinoamericana como territorio

La guitarrista, cantante y docente francesa, radicada hace una década en el país donde profundizó su interés por las especies folclóricas hasta llegar a su primer álbum solista "Alma Ch'ti", sostiene que "tocar y defender músicas de raíz folclórica es política".

La guitarrista, cantante y docente francesa Lucie Delahaye, radicada hace una década en el país donde profundizó su interés por las especies folclóricas hasta llegar a su primer álbum solista «Alma Ch’ti», que este sábado presentará en la sala porteña Circe, sostiene que «tocar y defender músicas de raíz folclórica es política».

«Hacer estos géneros con un instrumento acústico, no siempre cantados, no permite alcanzar un público amplio por como funciona la distribución y la industria musical hoy, pero el hacerlo cuestiona los modos de consumo y disfrute de la sociedad actual», postula Delahaye durante una entrevista con Télam.

Nacida en 1988 en el norte francés, lugar donde se utiliza el dialecto picardo del que tomó el término «ch’ti» que denomina a los habitantes de esa región y le sumó el «alma» que halló en la música que elige para expresarse, Lucie alcanzó su disco debut tras un camino de viajes, estudios y dedicación.

Afincada en el país desde 2013 donde reparte su actividad entre las grabaciones, los escenarios y la docencia, desde su llegada a la Escuela de Música Popular de Avellaneda además sostuvo un dúo de guitarra con su compatriota Floriane Charles y conformó el proyecto de tango y folclore Agua de Lumbre junto a Patricia Morra.

Pero, sin descuidar la asociación de intercambio musical franco-argentino «Duende Latino» y enseñar guitarra en Villa Lugano y Villa 21 con las asociaciones Conviven Adolescencia y Caacupé;y en la escuela franco-argentina Jean Mermoz, continúa explorando e investigando en las músicas locales.

Así trabó relación con artistas como Juan Falú, Chacho Echenique y Ernesto Snajer, algunos de los reconocidos que avalan y saludan su lanzamiento en solitario.

«Alma Ch’ti», lanzado en 2022 y ya tocado en salas de Estados Unidos, Francia, Bélgica, Alemania, Salta, Santiago del Estero, Tucumán y Córdoba, tendrá su presentación local este sábado desde las 20, en Circe-Fábrica de Arte (Gral. Manuel A. Rodríguez 1559).

En la placa hay versiones de obras de Atahualpa Yupanqui («Huajra» y «El pocas pulgas») y Astor Piazzolla («Adiós Nonino»), entre canciones francesas, tangos y chamamés que registró junto al bombo, la guitarra y voz de Chango Santiago, la guitarra de Hernán Mansilla y el violín del chileno Pablo Rogers. La presentación del álbum será este sábado 10 de junio en Circe Fábrica de Arte.

-¿Cómo pensaste y elaboraste tu primer disco solista?

-Quise grabar las músicas que toco y representan mi vida musical hoy en día, después de 10 años viviendo en Buenos Aires. Estuve mucho trabajando, tocando en grupos de tango y música latinoamericana, dúos, y acompañando cantantes, es lindo e importante para mi presentar un trabajo muy personal como este.

-¿De qué modo dialogan los folclores de Francia y Latinoamérica?

-La mayoria de los temas del disco son de música argentina, tango y folklore. Estoy arreglando con ritmos argentinos algunos temas franceses, como «Bostezar y dormir» («Bailler et dormir» es el tema original) que quedó como un aire de cueca, con letras adaptadas al castellano con la ayuda del poeta Carlos Aldazabal. También estoy creándole letras francesas a temas argentinos preexistentes, como la «Chacarera del patio», de Carlos Carabajal y Raúl Trullenque, a cual agregué una letra francesa hablando de los patios Ch’tis, de mi provincia al norte de Francia.

-¿Qué encontrás en la música latinoamericana que potencia las posibilidades expresivas de tu guitarra?

-La música latinoamericana tiene una expresividad impresionante que tiene que ver con la forma de ser y hablar de su gente: tiene una gran inteligencia emocional, que se encuentra particularmente desarrollada en sus melodías y armonías. En la guitarra se concretiza con una tremenda riqueza rítmica, mil y un tipos de acentos en los rasgueos, chasquidos y apagados que colorean de forma única cada región y tradición. Las raíces árabes y africanas que se encuentran en los ritmos latinoamericanos, del tango a la chacarera, y las mezclas que se produjeron con músicas nativas, también enriquecen mucho estas músicas.

-¿Tu abordaje de la música argentina sería diferente si no hubieras vivido aquí? ¿Qué te dio esa vivencia?

– ¡Seguramente! Esta vivencia dio caras, historias y vida a lo que toco y canto. Es muy difícil afirmar qué diferencias habría de no haber vivido aquí. Lo que sí puedo sostener, es que la música, folclórica o no, es una camino muy personal, que no pasa solo por «estar», sino por «ser». Conozco muchos artistas apasionados de música argentina, de Japón hasta Francia, que nunca pusieron un pie en Argentina y tocan de forma maravillosa esta música.

-¿Qué podés contar acerca de tu actividad docente en el país?

-Enseño guitarra en lugares muy opuestos y distintos en Argentina: en programas como el de Arte en Barrio de la Asociación «Caacupé» y enseñé en la escuela franco-argentina Jean Mermoz donde llegan chicos y adolescentes que vienen de otra realidad y contexto social. Aprendí y sigo aprendiendo mucho en ambos espacios. La creatividad y la necesidad de tocar se encuentra en todos los barrios.

-¿Cómo describirías la experiencia musical de enseñar guitarra a personas de sectores marginados de la sociedad de Buenos Aires?

-Trato de transmitir mis ganas de tocar, y no perder el entusiasmo jamás como docente. Aprendo mucho de mis alumnos. Es una experiencia muy grata y absorbente de enseñar ahí.

-¿Cómo ha sido la experiencia de tocar en directo este repertorio?

-Estuve desde abril tocando la música del disco «Alma Ch’ti» en todo el noroeste argentino, en Bélgica, Francia y Alemania, el año pasado en Estados Unidos: se disfruta siempre mucho tocar en vivo y vivir las reacciones muy distintas de cada público en su propio lugar. Me siento privilegiada y honrada que se hayan dado las condiciones para volver a viajar y presentar mi material de forma presencial, en un momento de crisis política, económica y social en el mundo donde se nos complica a muchos artistas vivir y trabajar en buenas condiciones.

Fuente, Diario Telam

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!