Domingo 23 de Junio de 2024

Hoy es Domingo 23 de Junio de 2024 y son las 08:38 - Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:[email protected] / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

MUSICA.

Jaime Roos: una vuelta de festejo de la patria rioplatense

Después de ocho años de no tocar en Argentina, el músico y compositor uruguayo dio inicio en Buenos Aires de la gira internacional “Mediosiglo” e hizo un certero repaso por varias gemas de su repertorio.

A ocho años de su última presentación en el país, el músico y compositor uruguayo Jaime Roos llenó el sábado noche el estadio porteño Luna Park donde, en el inicio de la gira internacional “Mediosiglo”, hizo un certero repaso por varias gemas de un repertorio que alumbró nuevas formas estéticas de la canción popular y que artista, público y una notable y numerosa banda compartieron como celebración de una lengua común rioplatense.

“Esta es una noche de recuerdos para mí porque hace mucho que no venía a Argentina pero tampoco tocaba allá ni en ninguna otra parte, no fue nada personal”, dijo Roos con una sonrisa entre la confesión y algún reproche de la platea al promediar un concierto donde quedó expuesta la dimensión de una obra fundamental de la música de esta parte del mundo.

Y para sostener esas creaciones y tal como lo lanzó a fines de 2022 en el Centenario montevideano, el artista armó una puesta sonora excepcional a la que presentó como «la banda completa sale a la cancha» en un texto grabado que surcó la oscuridad del estadio a las 21.15.

“Esta es una noche de recuerdos para mí porque hace mucho que no venía a Argentina pero tampoco tocaba allá ni en ninguna otra parte, no fue nada personal”

Con un octeto musical base donde descollaron los hermanos Nicolás y Martín Ibarburu (en guitarras y batería, respectivamente) y también alistó a Gustavo Montemurro (teclados), Gerardo Alonso (bajo), Poly Rodríguez (guitarra criolla), Juan Ibarra (percusión y teclados) y Pablo Somma (flauta), el elenco sumó muchos más integrantes.

El staff enteramente masculino incluyó una cuerda de tambores de candombe (Manuel Silva, Jorge Gómez y Juan Álvarez en piano, chico y repique), la batería de murga La Tríada (Raúl García, Pablo Iribarne y Gerardo Cánepa en redoblante, bombo y platillo) y el coro murguero Los Reyes del Tablado (Maxi Pérez, Edén Iturrioz y Fabricio Ramírez en segundos; Agustín Pitaluga, Pedro Takorián y Nico Grandal en primos; y Maxi Méndez tercia).

El músico que potenció una forma de encuentro musical entre las tradiciones murgueras de su país y las formas de la canción inaugurando una corriente estética que tuvo y tiene continuadores magníficos (Fernando Cabrera y Jorge Drexler, entre ellos) y también de los otros, pudo plasmar con prolijidad, potencia y encanto un espectáculo capaz de combinar el festejo, la evocación y unas señas de identidad que resisten los embates de la fugacidad y uniformidad posmoderna.

A la altura de su propia leyenda, disfrutando una vuelta al filo de los 70 años y cumpliendo una década alejado del alcohol tal como confiesa sin rodeos en libros y entrevistas, Roos disfrutó e hizo gozar con un concierto capaz de presentarlo y exhibir un talento que es capaz de hablar en tiempo presente.

Con constantes referencias a sus lazos con Buenos Aires y Argentina (“antes que nada no se imaginan la alegría que nos da estar aquí esta noche”, dijo en su primer saludo y mientras una ovación lo bañaba), la apertura llegó con las estupendas “Los futuros murguistas”, “El hombre de la calle” y “Tal vez Cheché” mientras unas banderas uruguayas empezaban a desplegarse en sectores del Luna.

“Cuando se publicó esta canción su música fue dedicada a dos maestros argentinos, Astor Piazzolla y ‘Polaco’ Goyeneche”, anunció sobre «Las luces del estadio» en una gran versión que lamentó el uso del teclado para imitar el sonido del bandoneón.

“El próximo es un cuplé de carnaval que se estrenó en vivo en 1982 en la vieja Trastienda en mi primera vez en Buenos Aires”, expresó como prólogo a «Los olímpicos» y en la previa a otras visitas a sus trabajos junto a Enrique Estrázulas (“Al Pepe Sasía”), Mauricio Rosencof («Golondrinas») y para el filme «El sueño de los héroes», de Sergio Renán sobre la novela de Adolfo Bioy Casares («Milonga de Gauna»).

“Adiós juventud”, “Cometa de la farola” y “Si me voy antes que vos” (con una cariñosa mención a Mercedes Sosa que supo grabarla) encendieron aún más la velada intercalada con más saludos a Javier Malosetti (en “Esta noche”) y “al maestro Spinetta” (en “Good bye-El tazón de té”).

“La siguiente es una canción que les gusta mucho a los argentinos y tiene muchas versiones, de Adriana Varela a Zoe Gotusso, pero mi favorita es la de la ‘Mona’ Jiménez que tiene alegría de vivir que es algo que nunca puede faltar en la música”, señaló antes de «Amándote» e iniciando un tramo final de alto impacto.

“Esta es la murga murga, que es murga vieja escuela, nada de cosas raras, pero estoy exagerando. Lo cierto es que terminó siendo un himno de mostrador que estrenó Canario Luna”, contó adelantando una gran visita a «Brindis por Pierrot» con Takorián asumiendo con solidez tan difícil rol.

«Cásate con mi mamá», le grito una chica en medio de «Que el letrista no se olvide» y «Colombina» en un cierre apenas formal que incluyó bises con el público de pie acompañando “Cuando juega Uruguay” (donde aprovechó a referir a la final del Mundial Sub 20 que la celeste disputa contra Italia en el estadio Único Diego Armando Maradona de La Plata), la explícita “Amor profundo” (de Alberto Wolf y única ajena de todo el show) y “Durazno y Convención”.

El renovado lazo de Roos con los escenarios y con Argentina tendrá tres próximas citas: el martes 27 en ATE Casa España de Santa Fe; el jueves 29 en el Teatro El Círculo de Rosario y el sábado 1 de julio en la Sala de las Américas de Córdoba.

Fuente, Diario Telam

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!