Jueves 21 de Septiembre de 2023

Hoy es Jueves 21 de Septiembre de 2023 y son las 10:21 - Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:[email protected] / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

INFORMACION GENERAL

Florencia Aroldi: “El teatro son los otros, aceptar la diversidad y priorizar lo colectivo”

La dramaturga y directora reúne cuatro de sus obras breves en una función en la que invitó a dirigir a otros tres directores. Los actores están siempre en escena, ya sea actuando o colaborando en el armado de la escenografía. Hija de actores, Aroldi actualmente tiene cuatro obras en cartel en CABA.

Cada miércoles la actriz, dramaturga y directora Florencia Aroldi reúne cuatro obras breves en una función que lleva por título “Puerta cancel”. Pero aunque ha presentado espectáculos de menos de 13 minutos de duración en el Microteatro y ha escrito otros incluso para ser montados de modo virtual durante la pandemia, Aroldi no es una recién llegada al formato breve.

Allá por 1981 Florencia acompañó a su madre, María Ibarreta, por entonces en pareja con Osvaldo Dragún, motor de Teatro Abierto, a algunas de las funciones del ciclo que reunía obras breves para denunciar la represión, el autoritarismo y los desaparecidos. “Tenía siete años cuando pusieron una bomba en el Teatro Picadero, donde se desarrollaba el ciclo”, recuerda Florencia, quien marca la diferencia de sentidos entre aquel ciclo que nació a finales de la dictadura y el fenómeno del Microteatro actual, que impulsa la puesta en escena de obras de corta duración.

El espectáculo que reúne cuatro obras escritas por Aroldi -quien estudió teatro con Raúl Serrano y dramaturgia con Mauricio Kartún- se llama “Puerta Cancel”,

Detrás de aquella puerta a la que alude el título hay cuatro actos de humor, unidos por un hilo conductor temático de rigurosa actualidad: el dinero como determinante en los vínculos humanos. Entonces surge la visita de una vendedora de filtros purificadores que ofrece una botella recargable a cambio de todos los contactos telefónicos, pero también una pareja de ex amigas que a la vez con la ex mujer y la actual de un hombre y se unen para festejar el cumpleaños de la hija de una de ellas en una casa porque no pueden pasar un salón infantil; también un bar en el que la oferta es binaria y el cliente no puede conocer los precios de antemano y una peluquería en la que en plena hiperinflación se abonan cortes y peinados rigurosamente pro adelantado.

El resultado es una sucesión de frescos que componen en conjunto un estudio sobre las relaciones humanas en el que hay pasajes de humor y otros de melancolía.
 

SUS OBRAS EN CARTEL

HIja de actores, ya que su padre es el recordado intérprete y poeta Norberto Aroldi, no extraña que Florencia haya crecido sobre un escenario. Tampoco que actualmente tenga varias obras en cartel en Rosario y en Córdoba y un puñado en la Ciudad de Buenos Aires.

➤“Puerta Cancel”. Miércoles a las 21 en El Tinglado, Mario Bravo 948.

➤“Scalabrini Oriz”. Sábados a las 20 en el Centro Cultural de la Cooperación, Corrientes 1543.

➤“Amor impaciente”. Martes y domingos a las 20 en Microteatro, Serrano 1139.

➤“Controlate Begonia”. Forma parte del ciclo Más Teatro y tiene funciones más esporádicas.

Además en septiembre Pablo Novak dirigirá “Autocasting” e Ignacio Ciatti “Desestafada” en el Microteatro.



Después de una de las funciones de su obra, Aroldi conversó con Télam sobre su apuesta al formato breve y su decisión de difundir el teatro incluso a través de la lectura.
 

Florencia Aroldi estudi teatro con Ral Serrano y dramaturgia con Mauricio Kartun Foto prensa

 

Florencia Aroldi estudió teatro con Raúl Serrano y dramaturgia con Mauricio Kartun. /Foto: prensa.


-¿Por qué el título “Puerta cancel”?

-La obra lleva un título que alude a esa puerta interior, posterior a la de calle, que protege la intimidad del hogar, pero que, a la vez actúa como defensa, a partir de la concepción del otro como enemigo. Es la tensión entre el interior y el exterior, lo público y lo privado. Puerta Cancel es el nombre que tendrá mi próximo libro de obras de teatro. Vengo trabajando con títulos que tienen que ver con la arquitectura: Pasaron “Celosías”, “Dintel” y “Ochava”.

-Aunque todos los textos son tuyos solo dirigís el primero, “Río de la Plata”. ¿Por qué surgió esa idea de transformarlo en algo colectivo?

-Sí.  Claudio Véliz dirige “Cuchara de Madera”;  Julián Belleggia, “Heteroflexibles” y Julia Funari, “Pestañeame”.  Enrique Pichon Riviere decía:  “En tiempos de incertidumbre y desesperanza, es imprescindible gestar proyectos colectivos desde donde planificar la esperanza junto a otros”.

Es interesante montar una obra con cuatro directores. Por lo general, escribimos solos. Somos independientes pero esa puesta nos permite conectarnos con otros,  imaginar y potenciar  y dirigir en este territorio.
El teatro son los otros. La figura es la cooperativa, escuchar a otros, aceptar la diversidad y priorizar lo colectivo.

-Pero ese concepto también se traslada a la actuación ya que todos los actores están en escena aunque no participen de la acción e incluso colaboran con la escenografía…

-Claro. Mostramos la tramoya. Un personaje solo no es objeto del teatro porque el teatro es colectivo y más en época de desesperanza y fragmentación. La estética es estar presentes y la ética,  la suma de voluntades que arma un grupo.

Y suceden cosas como que una de las actrices se enfermó y otra se ofreció a hacer su papel. Entonces otro compañero se ocupó de guardar la escenografía después de uno de los actos.
 

Los directores Claudio Vliz Florencia Aroldi Julia Fonari y Julin BelleggiaFoto prensa

 

Los directores: Claudio Véliz, Florencia Aroldi, Julia Fonari y Julián Belleggia./Foto: prensa.


-¿Cuál es la actualidad de estos actos que componen la obra que surgieron en pandemia?

-Nadie escribe sobre lo que no conoce. Liliana Bodoc decía que escribir es un diálogo permanente con la infancia. Entonces hay cosas que me pasaron como asombrarme por el costo de una fiesta en un saloncito para mi hijo. O la preocupación cotidiana por la subsistencia. Incluso cosas que pienso como que la mayor sororidad es con la ex de tu marido. Pero en el teatro fantaseo con esos elementos personales hasta llevarlos al absurdo.

-¿El teatro breve ya es un género que se ha impuesto por la incapacidad de atención del público y la competencia de formatos como los videos y reels?

- Esta transformación surgió en la pospandemia. Por los videos y también por los episodios de Netflix. Aporta un público genuino.
También se puede contar bien una historia en 13 minutos. Yo trabajo la estructura dramática, pero también la metonimia, o sea enfocar la parte por el todo.  Entonces tiene que estar súper condensado, el conflicto a punto de ebullición y hay un aceleramiento de la historia.

Creo que los espectadores hoy pueden asistir a una ceremonia teatral de 55 o 60 minutos. Pero también creo, y hablo también como espectadora, que tenemos que re educarnos para prescindir por más tiempo de las pantallas, para detener la mirada en el escenario.

-¿Qué diferencia hay entre el montaje de las obras en Microteatro y la puesta actual en El Tinglado?

-En Microteatro la obra se representa cuatro veces en poco tiempo. Los actores no tienen tiempo de “transitarla” pero, a la vez, se representa en una habitación chica, con 22 sillas, donde el público es parte del hecho escénico. Se rompe la cuarta pared que sí está en El Tinglado, una sala convencional donde pudimos ensayar y ver cada uno de los actos por separado y también en conjunto.

La autora tambin edita obras teatrales para distribuir en escuelas Foto prensa

 

La autora también edita obras teatrales para distribuir en escuelas. /Foto: prensa.



-Además de montar obras sostenés el Proyecto Leyendo Teatro de edición de obras teatrales.

-Sí. Tiene el apoyo de Mecenazgo y consiste en la edición de obras y su distribución en las escuelas. Son textos actuales que vienen con una guía de lectura y apuntan a un trabajo interdisciplinario con materias como Historia y Sociales porque involucran personajes como Galileo Galilei, Azucena Villaflor o Carlos Fuentealba.  Ya vamos por el quinto tomo y es un modo de acercar el teatro a los adolescentes que son el público más revolucionario.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!