Viernes 21 de Junio de 2024

Hoy es Viernes 21 de Junio de 2024 y son las 10:37 - Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:[email protected] / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

INFORMACION GENERAL

Isabel Macedo vuelve a ser la villana favorita de Cris Morena: cómo tomó su familia el regreso al universo de Floricienta

Casada con el ex gobernador Juan Manuel Urtubey, decidió retomar el papel de Delfina que fue furor hace casi 20 años.Entretelones de la decisión que la obligó a modificar su rutina.Cómo será "Margarita", que se verá por Max.

Isabel Macedo vuelve a ser su icónico personaje de Delfina Santillán de Floricienta: lo hará en el spin off sobre la exitosa tira de Cris Morena, que la rompió a principios de siglo. La plataforma Max ya la tiene lista, pero aún no le puso fecha de estreno.

La actriz se había alejado un poco de la actuación (sólo con algunas esporádicas participaciones en series y películas) desde el nacimiento de su hija Isabelita (ahora tiene 6 años. Luego llegó Julia, de uno. Ambas las tuvo con su marido, Juan Manuel Urtubey, ex gobernador de Salta, con quien se casó en 2016.

Aquella antagonista es recordada por el público como una de las últimas grandes villanas de la televisión abierta. Tanto que sus frases y latiguillos trascendieron en memes y videos virales aquel 2005 hasta la actualidad.

“Que el escenario te tiña las canas”, canta Joaquín Sabina, en uno de sus tantos poemas hechos canción, Noche de bodas, en las que le deseaba a todo el mundo que no se alejara de aquel lugar que los hizo feliz.

Hoy Macedo, siguiendo el consejo del cantante español, se prepara para reencontrarse con su público, dos décadas después.

“La actuación es mi lugar feliz, volver a hacer este personaje tan inolvidable y que me dio tantas alegrías es una oportunidad única y también una enseñanza para mis hijas de que nunca hay que alejarse de quien una es”, le aseveró la actriz a Clarín.

Isabel Macedo tiene dos hijas y reconoce que, antes de aceptar la propuesta de Cris, pensó "qué mujer quiero ser para que vean ellas". Foto Martín Bonetto

Las confesiones de Isabel

-¿Cómo es volver a contar esta historia después de 20 años?

-Está buenísimo. Primero no creo que haya muchos actores y actrices que puedan vivir esta experiencia de volver con un personaje así, en una historia que ya en su primer momento fue súper fuerte y súper icónica. Creo que es un honor enorme que te llamen para hacer ese personaje nuevamente. Las presiones sociales que ella conoce siguen estando en su cabeza. El poder y el dinero siguen estando ahí. Hay un lugar donde la manipulan como hace 20 años y no puede salir de ahí. Cae en un pozo.

"Hablando específicamente de la serie, me llena de entusiasmo que vuelva a existir una ficción con esa fuerza, sabiendo lo que ya pasó con Floricienta a nivel mundial. Porque realmente todas las cosas que hizo ella (Cris Morena) fueron muy bien aceptadas en todos lados. Aquella fue una época muy feliz de mi vida", reconoce.

-Hay toda una generación que por ahí conoce a Delfina por memes o fragmentos, que la construyen a partir del eco que se fue formando en estos años...

-Creo que Delfina creció más en la cabeza de la gente. A mí me pasa. De hecho yo sentía que el “Alguien está en problemas”, que dice, era mucho más grave. Y ahora siento ese “Alguien está en problemas” mucho más suave o inocente. Era más como una niña jugando a ser grande y ser esa madrastra mala.

"Ella tiene más herramientas, porque yo también tengo más herramientas. Hay un lugar donde Delfina siempre es Delfina, pero hay otro, por ejemplo, en el que admira cómo cantan y bailan estos chicos de su escuela", entiende Macedo.

Macedo se instaló en Salta de dónde es oriundo su marido, Juan Manuel Urtubey, ex gobernador de esa provincia. Foto Martín BonettoMacedo se instaló en Salta de dónde es oriundo su marido, Juan Manuel Urtubey, ex gobernador de esa provincia. Foto Martín Bonetto

-Cuándo hiciste aquella Delfina en 2004/5, tenías 27 años, no eras madre y vivías otras cosas. ¿La maternidad, así como todo lo vivido, impregnó también tu labor como actriz, para la reconstrucción del personaje?

-Impregnó todo, seguro. Porque ahora ves cómo la maternidad transformó mi vida. Ser mamá era algo muy soñado y muy deseada por mí, pero que no podía imaginar que era esto. Como que tengo que tomar muchas decisiones sobre mi vida, pero más que nada basadas en sobre quién quiero ser. Es decir: qué mujer quiero ser para que vean ellas.

Madre & actriz

-¿Fue fundamental el apoyo de tu familia para este regreso?

-Total. Siento que en su momento yo estaba muy abocada a mis hijas, y era más una insistencia de parte de mi marido que me decía: “No dejes este espacio que a vos te da tanta felicidad. Andá, luchá, pelea, decí que sí a todo, presentate”. Yo estaba más considerando que mi lugar seguro era mi casa. Donde tenía mucho trabajo por hacer. Que era el de madre, mujer, amiga, hija: todo. Porque medio que vivimos todos juntos. Y somos un montón.

Y agrega: "Me tienta la parte en que mis hijas puedan ver a una mujer feliz trabajando de lo que ama hacer. Mi trabajo me hace sentir muy feliz. Y esa felicidad después se la puedo trasladar a todo lo que hago cuando vuelvo a mi casa".

-¿Sentías que extrañabas la actuación? ¿O te diste cuenta cuando volviste a las grabaciones?

-No sé. Pensaba mucho en la actuación, pero realmente estaba abocada al rol y muy concentrada en eso. Y digamos que cuando empecé a extrañar fue cuando empecé a trabajar. Tuve esa bendición, de que me llamaran para hacer diferentes cosas.

"Mi recuerdo con Floricienta de hace 20 años es hcer tres estadios de Vélez para 50 mil personas", reconoce la actriz. Foto Martín Bonetto

"De hecho, cuando me ofrecieron participar en Sandro, yo estaba embarazada, sólo que nadie lo sabía. Yo no se lo decía a nadie, y grababa igual. Iban a ser tres capítulos y después me llamó (Adrián) Caetano para decirme que me había escrito en 7. Y me preguntó si podía, y yo le dije que sí, obvio. La verdad es que yo ya me sentía pésimo, con un montón de síntomas, pero le dije que podía, porque la actuación siempre fue mi lugar feliz. Era un personaje duro, difícil. Una persona que hacía cosas muy fuertes, prendía fuego cosas, lloraba, fumaba. Y me acuerdo que íntimamente le explicaba a la beba que eso era una actuación, que eso no era su mamá", confiesa.

-El hecho de no postergarte y hacer lo que te gusta también puede ser un mensaje para tus hijas.

-Sin dudas. Mirá cuando Cris (Morena) me convocó a hacer esto no tuve ni media duda. A todo le decía que sí. Me dijo: '¿Estás para hacer a Delfina otra vez?'. 'Sí'. '¿Vos querés volver a ser mamá?'. 'Sí'. '¿Pero igual estarías para hacerlo?'. 'Si'.

"En el medio, por producción, por decisiones en el armado del elenco y todo, se fue estirando y no fue tan pegado como pensamos que iba a ser. Y en ese tiempo yo me quedé embarazada, llegó Julia. Y ella me llamó cuando nació, en junio: '¿Estás para grabar en julio?'. Le dije que 'Sí'. Yo siempre le dije que sí. Se iba a hacer en Colombia, después en Madrid, finalmente en Uruguay. Yo siempre le decía que sí.

La máquina del tiempo pareciera existir en la Argentina: son las producciones de Cris Morena. La adolescencia perpetua para los que estuvieron o volvieron a esas tiras de baile, canto y colores está asegurada, y eso entusiasmaba mucho a quien ya fue parte de este mundo en Verano del 98 o Alma pirata: “Deseaba mucho volver a trabajar con chicos y chicas, a hacer canciones, teatros, estadios, a cantar, a bailar. Mi recuerdo con Floricienta de hace 20 años es hacer tres estadios de Vélez para 50 mil personas, en una época en la que no era tan usual (pre redes sociales). Si eso lo comunicás ahora no sé qué pasa”.

Florencia Bertotti e Isabel Macedo, una dupla desopilante de "Floricienta" que no se repetirá en "Margarita".

-¿Habrá nuevas canciones?

-Si, todas nuevas canciones. Y si no fueran todas nuevas tampoco te lo diría( risas). Delfina tiene su propia canción, que es Reina de todo, que acabamos de grabar. Sueño y me imagino haciendo ésa y todas las canciones en teatros llenos.

-¿Tuviste miedo alguna vez de que te cueste volver a actuar por convertirte en la esposa de un político, en el país de la grieta?

-No. Nunca lo pensé. Y no lo viví tampoco. Yo siento que ésta es la única vida que tengo y la única responsable de las cosas a las que les quiero dar espacio, y a las que no, las decido yo.

-¿Tus hijas vieron algo de "Floricienta"?

-Mis hijas nunca vieron Floricienta. Obvio que cuando hubo que decirles que nos teníamos que mudar (para el rodaje) y que mamá tenía que volver a trabajar se le explicó muy desde 0. La pregunta era “¿Cómo que mamá va a tener que trabajar, si ya trabajás un montón con la marca de ropa”. Entonces yo expliqué que mamá tenía un trabajo que le encantaba y cuando conoció a papá él tenía un trabajo muy importante en Salta. Y seguí: 'Vivíamos acá, cuando nacieron ustedes, que son lo más importante de nuestras vidas'. Todo con una explicación muy amorosa.

-¿Hablaste con el resto del elenco original que por ahí no es parte de esta nueva etapa, como Florencia Bertotti u otros actores?

-No les pregunté si estaban contentos. Pero sí me mandan miles de mensajes de buena onda. Con los que hablé sienten que es un proyectazo. Todos fuimos muy felices haciéndolo, y cuando alguien es muy feliz en un lugar, ese lugar queda para siemp

     

-¿Imaginás que va a ser un producto para las nuevas generaciones o para los nostálgicos de "Floricienta"?

-Creo que va a unir generaciones. Creo que va a juntar a los que tenían 6 o 10 años y ahora tienen 26 o 30, con los que la descubren ahora. Va a juntar las madres, que están súper entusiasmadas por esta vuelta y me lo dicen todo el tiempo, con sus hijos, y va a generar un espacio de unión único de algo que los atraviesa a los dos. Además siento que también es un producto genial para los adolescentes de hoy.

-¿Qué van a encontrar los que la descubran o se reencuentren con esta historia?

-Antes que nada, con un espacio de disfrute. Y pienso que puede ser un espacio de reencuentro de la familia. Podría ser un programa que vean la mamá con los chicos: la mamá que hace 20 años veía Floricienta, queriendo ver qué fue de la vida de esta beba, 18 años después. Cris genera un espacio nuevo, en el que se mezclan el futuro y el pasado, sólo para disfrutar. Creo que este proyecto tiene vida.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!