El cantautor debutó anoche en el Teatro Luxor de Villa Carlos Paz con un show musical que, por su formato, plantea un encuentro más cercano con los espectadores. Paralelamente, durante el verano recorre los festivales y mañana regresa a Jesús María tras la suspensión del sábado.

Jorge Rojas ha construido una carrera versátil. Traspasó las barreras del folklore y, sin perder la esencia de la música popular, indagó en otros registros y géneros. 
Aunque los festivales sigan siendo su escenario por excelencia, en el 2014 se atrevió a un formato teatral. Ahora vuelve a apostar por este tipo de conciertos íntimos instalando una opción musical en la cartelera de Carlos Paz. 
Considerado como una de las figuras más representativas de nuestra música, Rojas debutó anoche en el Teatro Luxor de  la Villa  con un show que se mantendrá en cartel todos los lunes de enero y febrero. 
Además, se prepara para abrir el mañana el Festival de Jesús María y repetir el concierto que debió suspender el sábado pasado a causa de las condiciones climáticas. 
En medio de una extensa y exigida prueba de sonido, el cantautor habló de su intensa agenda estival y de su ausencia en el Festival de Cosquín. 
- El año pasado hiciste temporada en el Luxor y este verano decidiste regresar. ¿Qué  desafíos representa llevar tu música a un espacio teatral? 
- Precisamente el año pasado tuvimos la inquietud de mostrar nuestro repertorio en el marco de un teatro y durante la temporada. La idea fue llevar una propuesta musical a una villa veraniega, y para eso le fuimos buscando matices y detalles que nos permitieran trabajar en un escenario de estas características. En aquel momento sumamos una orquesta de cuerdas para las baladas, pero ahora esta orquesta va a estar durante gran parte del concierto, no sólo en los temas más melódicos sino también en los folklóricos. 
Por otra parte, para esta temporada trabajamos mucho en los arreglos, en aspectos generales de la puesta, en las coreografías... Creo que venimos a sumar una opción diferente dentro de lo que es la cartelera de Carlos Paz. 
- Y tras el debut en el Luxor el miércoles volvés a Jesús María, luego de haber suspendido el show del sábado por condiciones climáticas... 
- El sábado pasado fue un día complicado, ese frente de tormenta estuvo siempre allí, amenazando. Era ya una noche difícil, el clima no ayudaba. Adelantamos un poco la hora de la actuación, aguantamos lo que pudimos, pero tuvimos que suspender. 
El escenario de Jesús María es techado, y al principio salimos porque ni la lluvia ni el viento eran muy fuertes, Nosotros siempre estamos a disposición de lo que plantea nuestro equipo técnico que está atento a que los sectores de riesgo estén cubiertos. Pero se levantó un viento fuertísimo y ya se tornaba peligroso seguir. 
- Y lo de mañana, ¿va a ser diferente o más breve de lo que estaba inicialmente previsto para el sábado? 
- Reprogramar en un festival como el de Jesús María siempre es complicado. Ellos tienen ya la programación cerrada, pero encontramos un lugar para el miércoles y vamos a estar en la apertura. 
La idea es mostrar el espectáculo que teníamos armado, presentar todo el disco de Los Rojas con los trajes de gauchos y todos los detalles originales. Seguramente vamos a tener que reducir algunas canciones pero el recital va a ser más o menos el mismo. 
-Incluso hablamos con la Comisión para que la gente que tenga la entrada del sábado también pueda ingresar el miércoles. Tanto desde la Comisión como desde mi lugar de artista siempre tratamos de pensar en el público. Así que vamos a estar el miércoles allí desde temprano, colaborando en todo lo que se pueda. 
- Hablaste ya varias veces sobre Cosquín y mucho se ha dicho sobre tu ausencia en esta edición. ¿Sentís que desde la comisión organizadora están ofendidos por eso? 
- No, para nada. En realidad Cosquín tuvo una gran crisis institucional y en septiembre, época en la que ya empezamos a cerrar las fechas del verano, el tema estaba complicado. 
Nosotros teníamos el freno de mano puesto, esperando alguna novedad o confirmación, pero al fin de cuentas yo soy quien debo tomar las decisiones y hay todo un equipo de producción que trabaja conmigo. Esperamos un tiempo pensando que esto se podía solucionar, pero bueno cuando vimos que el problema persistía empezamos a confirmar en otros eventos. 
Recién en noviembre se comunicó  conmigo Eduardo Mastel, a quien conozco desde hace muchos años. Tratamos de encontrar un lugar en la agenda pero no se pudo. Yo lamenté mucho que esto sucediera, y también lamento que una crisis institucional afecte al festival. 
Pero nadie debe sentirse ofendido por esto, y espero poder estar en Cosquín el año próximo. 
- Volviendo a esta experiencia de verano que te lleva de los festivales al teatro. Como artista, ¿es diferente afrontar cada uno de estos escenarios? 
- Si son diferentes, porque obviamente una fiesta popular es un espacio mucho más amplio, más abierto. El teatro te da otra intimidad, la gente participa de manera más directa. Pero los dos escenarios tienen su encanto. A mi me gusta tanto el teatro como los festivales. 
• Por Jesús María. Luego de un domingo en el que volvió la calma al Festival Nacional de Folklore de Jesús María con Los Nocheros como número central, anoche se esperaba la presencia de Los Tekis con su música andina. 
Para hoy la grilla espera a dos figuras fuertes y festivaleras: El Chaqueño Palavecino y Horacio Guarany.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »