El cantautor se presentó en ese porteño teatro completo. Rerocrrió buena parte de su extenso repertorio y adelantó otras composiciones de su próximo álbum a editarse en diciembre titulado “Hoy”.

Durante casi dos horas y media de recital, Rojas recibió todo el tiempo el cariño de sus fans que corearon sus canciones y, además, bailaron y disfrutaron de un show rico en la parte musical y bien calibrado con imágenes de video y una cuidada puesta en escena.

Ya en el inicio y con el tema “La vida” que marcó el primer disco solista luego de su etapa con Los Nocheros, el cantautor se despachó con una serie de clásicos como “Uno mismo”. Dos mitades de “Adonde va el amor”/Ya no venderás” y “El último deseo-Por si volvieras”, para cerrar con “Sin memoria”.

Luego del saludo de rigor y los agradecimientos a los “fans” que “permitieron que nosotros sigamos aquí y ustedes en el teatro”, llegaron las nuevas composiciones como “Hoy” y “De eso se trata”, para coronara el momento con “El secreto de tu vida” y “Vuelvo”, más que nada cantado por el público.

El momento más folclórico de la velada y reviviendo veladas de festivales con sus hermanos, se incorporaron a la escena Lucio y Alfredo Rojas con quienes deleitaron a la gente con chacareras, zambas y sayas de su etapa con Los Rojas.

Y así en un clima de fiesta total entonaron, “Río hermano-Murallas”, “Luna vallista”, “A mi pueblo”, “Que lindo es estar de vuelta”, “Marca borrada”, “Chaqueñamente”, “De esas que te hacen llorar” y “Otra pena”, junto a “No te vayas carnaval”, con todo el público de pié.

Jorge también se dio el gusto de presentar a su hermano Lucio, pero ahora en su etapa que comienza como solista e interpretó con mucha fuerza un tema “Volver a verte”.

En la parte final ya del concierto volvieron algunos clásicos más en tono de balada como “No saber de tí” -coreada y vivada por sus fans- y nombró a cada uno de sus músicos que integran una compacta y efectiva banda.

Mauricio Griotti en teclados y piano, Achi Bevilacqua en batería, Marcelo Cáceres en guitarra, Antonio Serrano en bandoneón y guitarra, Martín Aguirre en acordeón, José Gómez en bajo y su hijo Lautaro Rojas en la percusión.

Los bises que nunca faltan con “Voy a celebrar”, su hermano Alfredo le regaló a la gente una cumbia “Pídeme la luna” y luego del “una más y no jodemos más”, llegó el final con “Milagro de amor” con la banda sonando a pleno.

Jorge Rojas celebró sus diez años de solista en el Gran Rex, cumplió con lo previsto, buenos temas, ritmo, baladas, pizcas de buen folclore y la promesa de un nuevo disco.(Fuente:Telam)

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »