Con una muy interesante selección de repertorio, el cantautor siguió este sábado su maratón de shows en el porteño teatro, en el cual junto a sus seguidores festeja sus 20 años con la música y el éxito de su álbum y DVD "Único" que ya logró el doble platino.

Un teatro Ópera completo recibió al ídolo quien, casi a capella y sólo con el sonido de acompañamiento del teclado y el bajo, cantó el sentido “Taki Ongoy”. De ahí en más fueron dos horas de mucho ritmo, clima y variaciones de género.

El concierto tuvo sus momentos. Clásicos de su trayectoria como “Hasta aquí”, “Flores en el río”, “Lo que soy”, “El beso” y “Quisiera”, pero todos en versiones nuevas y bien personales con muy interesantes arreglos, le dieron continuidad a un show de alto nivel artístico, con un sonido impecable, cuidada puesta en escena y luces bien acordes.

“Gracias a ustedes por estos 20 años de acompañarme, de estar juntos y en cada noche siento que estamos aquí para disfrutar y seguir un camino que como digo cada noche, fue posible por el amor que ustedes me dan”, le manifestó Abel a su gente.

E inmediatamente desgranó un instante bien folclórico con “Cuando llegue el alba”, “Para cantar he nacido”, “Ojos de cielo” y su clásico “Sueño dorado”.

Una versión más rockera de “Más que mi destino” fue lo siguiente y el clima de baladas con concepto fue bien marcado con “La llave”, “Tanto amor” y “Todo esta en vos”.

El momento más emotivo se vivió con la interpretación de “Tu voz” que Abel se lo dedicó “a los que no están, o no están en la forma que estamos aquí, sino que su alma desde algún lugar nos sigue acompañando”.

Ya sin el impecable traje que vistió al comienzo quedó a un costado y en la última parte del concierto, interpretó con el “maravilloso” coro del público, “No me olvides”, “De sólo vivir”, “Bella flor” (más con un sonido country), “Aventura” y “Tiempo”.

Luego comenzó a despedirse con “Aquí te espero” (con el público totalmente de píe en todo el teatro) y “A-Dios” marcó el final formal del concierto.

Pero luego de una muy breve espera y al grito de “una más y no jodemos más”, Abel con remera y campera de cuero negra, acompañado sólo por su guitarra cantó “Motivos”, para luego sí llegar a los dos últimos bises con “Juntos” –el tema nuevo grabado en el álbum y DVD “Único” que ya es doble platino en ventas- y “Re-evolución”, le puso el broche de oro a la velada.

A la magia, el encanto y la personalidad de su voz, Abel es acompañado musicalmente por una compacta y efectiva banda que integran: Ariel Pintos en guitarra eléctrica, acústica y española y coros, Marcelo Predacino en guitarra eléctrica, acústia, española, charango, coros arreglos y dirección musical, Alfredo Hernández en piano, teclados y coros, Norberto Córdoba en bajo, teclados y coros y Claudio De Cicco en batería y percusión.

Pintos en esta seguidilla de 21 conciertos en el Teatro Ópera que culminarán el 7 de diciembre demostró una madurez y un crecimiento artístico, personal y musical que hace mostrarlo como un artista con mucho para dar y sin techo posible.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »