La nueva miniserie de trece capítulos que emitirá Canal 7 los viernes desde las 22.30 con la conducción del cantor Walter "Chino" Laborde posee una estética cuidada y la ambición de comprender todos los períodos y movimientos de la historia de la tradicional música porteña.

La serie, con un registro documental matizado por segmentos de ficción, ofrece un recorrido desde los orígenes del tango hasta las manifestaciones experimentales del tango contemporáneo, con énfasis en el tango-canción, el dorado período orquestal y los movimientos transformadores, como el simbolizado en Astor Piazzolla.
 

"Hay un libro por importante, muy trabajado, que ha permitido abarcar todos los tiempos sin que sea una mera enunciación histórica, desde el tiempo del criollismo y los payadores al tango actual y su enorme proyección a futuro", explicó Laborde, ex cantor de la Orquesta Fernández Fierro, en diálogo con Télam.

"Tango, pasión argentina" tiene libros de Liliana Escliar y está delineado sobre una idea de Mercedes Corso y Alejandro Ruiz y una investigación de Gabriel Soria.

 

 A lo largo de la miniserie aparecen los testimonios de figuras emblemáticas del tango como Sexteto Mayor, La Chicana, Ariel Ardit y su Orquesta, Guillermo Fernández, Adrián Iaies, Pablo Agri, Adriana Varela, Rodolfo Mederos, Lidia Borda, Amelita Baltar, Litto Nebia, Ligia Piro, Hernán 'Cucuza' Castiello, Escalandrum, Ramiro Gallo, Alfredo 'Tape' Rubín, entre más.

Trece capítulos conforman la producción: "Tu cuna fue un conventillo", "Cantor de tango soy", "Las orquestas", "Mina que fue", "Gardel", "Bailemos", "Tango y cine", "Los poetas", "Piazzolla", "Muerte y resurrección", "Tango argentino. El regreso", "Buenos Aires, París, Nuev York" y "El futuro".

- ¿Por qué te parece que el tango estuvo tanto tiempo ausente de la televisión abierta?
- Laborde: El tango estuvo muchos años por fuera del circuito de los grandes medios de comunicación pero aun así se mantuvo presente entre el público. Creo que hubo también desinterés de los gobiernos y una tendencia en los medios a extranjerizar, a correr lo propio del campo de la cultura.
El tango siempre fue una música de verdades, especialmente en la densidad de sus textos, y eso siempre colaboró para que fuera acallado en ciertos ámbitos.
El tango tuvo, además de su costado emocional, un peso intelectual muy importante. Era una suerte de demostración de que el pensamiento popular podía convivir con la intelectualidad. Ese tango lucho siempre, despacito, desde las casas del género, desde la milonga y así, en la actualidad, si bien no es algo multitudinario, sí es popular. El tango no llena un estadio de River pero todos los fines de semana hay muchos espacios que, sumados, representan un River. Este programa, a su modo, representa al movimiento fuerte del tango que vuelve a la palestra.

- ¿Qué le falta al tango contemporáneo para recuperar el terreno perdido?
Los letristas y los instrumentistas están. Tipos enormes como Leopoldo Federico o Mariano Mores en su momento imaginaban que el tango era algo que iba a quedar cajoneado y que en algún momento iba a ser recuperado muchos años más adelante, pero sin embargo el tango no desapareció y hoy demuestra que tiene una energía enorme y letras que le hablan a esta época.
Faltan todavía algunos eslabones para su crecimiento. Faltan lugares para tocar -aunque para el rock es todavía más difícil en la Capital Federal- y faltan más canales de difusión ya que hoy todo tiene la forma cooperativa o autogestiva. Ahí falta un empujón. En Europa cuando viajamos siempre nos reciben con sorpresa al saber que aquí no tiene la repercusión y el reconocimiento que esta música merece.(Fuente:Télam)

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »