Ocurrió este jueves, de madrugada, en la casa de uno de los miembros de la banda, Marino Coliqueo. Los ladrones se llevaron dinero e instrumentos. Esta noche, harán igual su show programado

“Hacemos la música que hacemos para tratar de que cambien algunas cosas, llevamos un mensaje para intentar que justamente ciertas cuestiones no ocurran, que la gente actúe distinto, pero bueno, no estamos exentos”. Sincero y dolido, pero con un ímpetu inquebrantable, Marino Coliqueo habló con 0223 sobre laterrorífica madrugada que tuvo que vivir en su casa de Mar del Plata, golpeado en varias partes de su cuerpo, sin dormir y con responsabilidades inminentes que está dispuesto a cumplir.

Che Joven” volvió recientemente a la ciudad luego de una exitosa gira durante el mes de enero en compañía del músico Bruno Arias y, este jueves justamente, tiene en agenda una presentación a la que no dejará de asistir. La previa de este nuevo show ocupará los peores registros de la banda. Sobre las02,30 de la madrugada, un grupo de cinco delincuentes, conformado por cuatro hombres y una mujer, irrumpió violentamente en la vivienda de Marino, ubicada en calle Camusso al 200a pocas cuadras de la sede de la Facultad de Ingeniería de avenida Juan B. Justo y del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias.

Allí, los delincuentes desataron una violenta pesadilla que, según relató el músico, “duró alrededor de una hora”. “Entraron en la habitación mientras dormíamos, a mí me pegaron un culatazo con el arma en la nuca y otro en la frente, donde tengo un corte, además de la cabeza llena de chichones. A mí mujer, embarazada, le dieron un cachetazo. Nos ataron y se llevaron prácticamente todo, a mi hijo lo dejaron encerrado” describió.

Junto a Marino, además de su esposa, residía en la casa el guitarrista Bruno Arias, que también estaba acompañado por su hija. Además de haberles apuntado en más de una oportunidad a la cabeza, los ladrones maniataron y golpearon a los músicos, para terminar de atarlos de pies y manos y volver todo aún más dramático. 

“Es la segunda vez que nos pasa, aunque no de este modo. La verdad es que no sé si ha sido premeditado o al azar, ya no quiero pensar mucho más” reconoció Marino en su angustioso relato. “Hicimos sonar la alarma y llegó la policía, por lo que nos tomó la denuncia. Nos queda el fastidio y la espina de lo que pasó” se sinceró.

Los delincuentes se llevaron todo: “mucha plata, instrumentos y computadoras” y ante semejante suceso, cabía la sensata posibilidad de que “Che joven” suspendiera el show programado para este 5 de febrero a las 20 horas en la Base Naval. “Vamos a pedir elementos musicales prestados e iremos a tocar y contarle a la gente lo que pasó” confirmó Marino sin titubeos, para que la música folklórica de origen mapuche siga sonando bien alto.

Fuente: www.0223.com.ar

IMPORTANTE !!! La Folk Argentina , NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, La Folk Argentina se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »