La cantante Lidia Borda inaugurará mañana un ciclo de conciertos en el porteño Centro Cultural Torquato Tasso en el que ofrecerá una mirada retrospectiva de su trayectoria, desde aquel revulsivo "Entre sueños" (1997) hasta su más reciente "Atahualpa" (2014) -dedicado a Yupanqui-, acaso como punto de partida de otra etapa, que ya comenzó a sedimentar con nuevas interpretaciones.

Borda, tal vez la voz femenina más reconocida del tango contemporáneo, se presentará mañana y el sábado desde las 21 en el escenario de Defensa 1575 como parte de los festejos por el vigésimo aniversario de ese tradicional espacio del género. Luego continuará el viernes 13 y el sábado 14.

Será acompañada por un formato de cuarteto que incluye a Daniel Godfrid en piano y dirección musical, Ariel Argañaraz en guitarra, Pablo Motta en contrabajo y Luciano Falcón en cello.

"Será una especie de reedición de mi repertorio. Desde el primer disco hasta algunas obras nuevas que vamos probando. Hay un doble movimiento de retomar algunas cosas que habían quedado un poco en el camino y sumar elementos inexplorados", explicó Borda en diálogo con Télam.

En ese punto, la cantante enfatizó que el álbum "Atahualpa", que editó el año pasado a instancias de la entonces Secretaría de Cultura de la Nación, le permitió "cambiar la perspectiva" al aventurarse en una obra ajena al patrimonio del tango.

"La verdad es que fue una propuesta que no teníamos planeada y que aceptamos felices para trabajar en algo tan complejo e intenso como es el legado de Atahualpa. Yo venía ya con la idea de hacer algo que no fuera exclusivamente tango y eso finalmente se reflejó en ese disco", expresó.

En aquella experiencia la cantante interpretó composiciones como "Chacarera de las piedras", "Guitarra dímelo", las conocidas zambas "Piedra y camino" y "El arriero" y una arriesgada y libre versión de "La flecha".

"Hacer un disco de esa naturaleza sirve en muchos sentidos y es algo que también me ayudó a reafirmar mis valores dentro del tango porque necesariamente propone un doble juego y te permite tomar una nueva perspectiva", reflexionó.

"Lo importante para mi es no estar atada a nada. No pensar tanto en relación al público o lo que te pueden pedir, sino en relación al deseo. Expresarse con libertad", apuntó.

Luego de haber interpretado discos conceptuales dedicados a autores fundamentales de la música popular como Yupanqui (2014), Homero Manzi (2010) y Juan "Tata" Cedrón (2008), Borda también analizó el valor de los compositores contemporáneos.

"También encuentro hoy a creadores muy interesantes como es, por ejemplo, el caso de Lucho Guedes, con quien estuve participando en la grabación de su disco. Tiene una mirada muy renovadora y le da una vuelta muy instintiva al formato canción y a la pulsión por contar una historia. Y de eso se trata: de renovar la mirada".

Además de la presencia de la cantante, el ciclo de celebración de los veinte años del Torquato Tasso ofrecerá una programación que tiene otros momentos fuertes como las presentaciones de Hugo Fattoruso y Laura Canoura (los jueves 12, 19 y 26) y el guitarrista Luis Salinas (viernes 20 y 27 y sábados 21 y 28).

(telam)

IMPORTANTE !!! La Folk Argentina , NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, La Folk Argentina se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »