La cantante, una voz privilegiada capaz de asumir las nuevas aristas del repertorio folclórico que plasmó en su reciente álbum debut “Por seguir”, mostrará ese cancionero el jueves próximo en una sala de la ciudad Buenos Aires.

La cantante Belén Sendot, una voz privilegiada capaz de asumir las nuevas aristas del repertorio folclórico que plasmó en su reciente álbum debut “Por seguir”, mostrará ese cancionero el jueves próximo en una sala de la ciudad Buenos Aires.

“El concepto del disco es el 'Por seguir', de Raúl Carnota, que habla de un otro y habla del amor”, aseguró Sendot durante una entrevista con Télam en su casa del barrio porteño de Villa Pueyrredón donde también funciona su atelier de artista plástica.

En el mismo sentido, la vocalista, de 26 años, sostuvo que “la mirada renovadora de Carnota junto a la de otros como Juan Quintero o Carlos 'Negro' Aguirre, me generan una cosa de mucha cercanía con el folclore”.

Belén utiliza obras de esos autores como núcleo de un cuidado y atractivo material capaz de corporizar su vínculo personal con el género que forjó durante su infancia en el partido bonaerense de Saladillo donde, evocó, “el folclore se respiraba de manera muy natural”.

Y el aporte personal de esta dotada intérprete llega para confirmar que esa rica obra que es un valioso eslabón entre los próceres del género y las nuevas generaciones, también permite un tipo de interpretación depurada que se aleja de cierto canon estético de canto que parecía imponerse como único o necesario abordaje.

El disco, además de la citada pieza de Carnota (1947-2014) que le da nombre, reúne “Camino a Chuquis” (Luis Chazarreta), “Maricón” y “Coplas al agua” (ambas de Juan Quintero), “Zamba del laurel” (Armando Tejada Gómez y Gustavo Leguizamón), “Las golondrinas” (Eduardo Falú y Jaime Dávalos), “La Sixto Violín” y ”Luna de Guitian” (las dos Carnota) y “Zamba de mancha y papel” (Carlos Aguirre).

Belén Sendot



La placa con arte de tapa de la misma cantante completa su recorrido con “Amorosa Palomita” (Gonzalo Hermosa), “Resolana” (Eduardo Falú), “Remolinos” (Manuel Tejón), “Candombe Bailador” (Daniel Maza y María Volonté) y una pieza de la propia Belén titulada “Se hace canción”.

Para la protagonista y responsable de esa hoja de ruta, “la intención fue tocar profundamente de alguna manera el hecho de atravesar momentos que tienen que ver con el duelo y la transformación”, según reflexionó.

Aunque el color predominante del trayecto propuesto se expresa en la voz de Belén Sendot acompañada por la guitarra de Ignacio Eguía, dupla original del proyecto, el registro luego suma numerosos aportes como los de las intérpretes Lorena Astudillo y Laura Luz de Iudicibus, los violines de Manu Sija y Natalia Calfayan, Juan Ignacio Sicardi (piano), Gustavo Ecclesia (voz y guitarra), Micaela Chauque (quena y sikus), Nahuel Villegas (percusión) e Ignacio Candileri (contrabajo).

Buena parte de esos invitados se sumarán al ahora terceto que Belén comparte con Eguía (guitarra) y Villegas (percusión) para la esperada presentación de “Por seguir” en el bello espacio del barrio de Palermo.

_______________________________________________________________________________

IMPORTANTE !!! LA FOLK ARGENTINANO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, LA FOLK ARGENTINA se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »