La jornada tan esperada, aquella que la lluvia quiso postergar el 10 de enero, tuvo su revancha en el balneario Don Roque de Sauce Viejo.

Con agradable clima y las ganas intactas, se volvieron a encontrar anoche el público y los artistas en una especie de “yapa” musical de esta 31º edición del Festival del Pescador.

Conducida y animada por Vanina Ordinas, Gisela Sosa, Roberto Togniotti y Pipy Rivero, la noche festivalera trajo los primeros acordes musicales de la mano de Estirpe Campera, chamamé “maceta”, cuyo estilo particular enseguida provocó la participación del público. Marcelo Píccoli, Catalino Troncoso, Rafael Fernández, Adolfo González y Lucas González Carvallo, ganadores del Pre-Festival, hicieron un repertorio típico de las bailantas chamameceras, invitando al baile a las parejas presentes.

Desde Gálvez, otro de los ganadores del Pre-Festival dejó su impronta sobre el escenario: Positivo 5/5. “La sin corazón”, “Tómame”, fueron algunos de los temas interpretados por Emmanuel Ferrero, Franco Ragazzo, Mario Colombatto, Lucas Laurenti y Gastón Velázquez. Excelente paso por esta edición tuvieron los jóvenes, que emocionados recibieron los prolongados aplausos de la gente.

Habían pasado algunos minutos de las 22 cuando el chamamé nuevamente se hizo escuchar, esta vez, ejecutado por Leandro Gutiérrez y su conjunto. Haciendo clásicos del género y difundiendo su material discográfico “Con el alma”, Rafael Fernández, José Luis Pereyra, Dardo, Alejandro y Leandro Gutiérrez hicieron seguir el compás a toda la concurrencia.

Dando cuenta de la variedad musical de la noche, el grupo corondino La Docena se mostró en zambas, carnavales, candombes y chacareras. Federico Ripani, Darío Ocampo, Andrés Alarcón, Pablo Marioni, Mariano Hereñú y Maxi Ricca entretuvieron a la platea que los disfrutó a lo largo de la media hora que duró su actuación.

Desde Rafaela, el grupo Clave Folk desplegó su talento ganándose la adhesión de la gente. “Piel morena”, “Arriba, arriba” fueron algunos de los temas elegidos por los jóvenes. Con un buen dominio del escenario y elección del repertorio, Matías Raimondi, Diego Bresan, Santiago Moreno, Claudio Regaña en voces y Leo Celis, Sebastián Moreno, Mariano Bazán y Nacho Franco en acompañamiento musical, tuvieron que responder a los pedidos de bis de un público que no los dejaba terminar su show.

Con una calurosa recepción, Los Reyes del Tango -orquesta típica que cultiva el estilo del maestro Juan D'Arienzo, músico y director de orquesta argentino de tango que retornó al sentimiento del 2ž4 característico de la “guardia vieja”, pero con arreglos e instrumentación moderno- tuvieron su espacio en el festival generando la atención y el respeto de la gente, que no dudó en los pedidos de bis.

La voz del Pueblo

Dándole un nuevo giro musical a la noche, uno de los más esperados, el gran Horacio Guarany, se brindó a su público durante una hora de actuación. “No nos ha vencido el vino, ¿nos va a vencer el agua?”, fue una de las frases aplaudidas del artista. Infaltables fueron los clásicos de su repertorio como “El llanto de las vidalas”, “Caballo que no galopa”, entre otros. Con la emoción a flor de piel, la gente lo ovacionó y despidió hasta la próxima edición, donde dijo querer estar presente.

Transitando la madrugada de domingo, el momento de la distinción a los trabajadores del festival tuvo su merecido espacio. Ciriaco Gamarra, Carlos Alberto Díaz, Adolfo “Bayo” Fernández, Jorge “Pinino” Vázquez, Orlando Bongiovani, Ovaldo Vázquez, Miguel Gamarra, Víctor Sergio Buscaroni y Jorge Besonar, hacedores de este encuentro folclórico, emocionados, recibieron por parte de la comisión placas en agradecimiento a su labor y participación activa dentro de la organización del evento.

Más tarde, pincelando la noche con ritmos alegres y festivaleros, llegó Luciano Estigarribia junto a sus músicos: Valeria Machado, Iván Reynoso, Ulises Tévez y Fernando Constante. Temas como “La estrella azul”, “Noticias del monte”, entre otros, obtuvieron los aplausos del público que valoró el talento del joven oriundo de Sauce Viejo.

Otro de los “locales” esperados que provocó el fanatismo de la gente fue Orlando Vera Cruz, quien acompañado musicalmente por Osvaldo Lucero, Mario Pagura, Sergio San Agustín, Emilse Pais, María Elizabet y María Alejandra Pistone, trajo en canciones todo ese paisaje litoraleño tan bien pintado por sus letras y ritmos. Desde el público y empuñando su guitarra, el cantor se rodeó de la gente para recibir su cariño y su admiración mientras entonaba el primer tema. Aplaudido y ovacionado, el santafesino se despidió con el requerido tema “Costera, mi costerita”.

Minutos después de las 3 de la madrugada y cerrando la luna festivalera llegaron Los Nocheros, que durante una hora y media repasaron sus éxitos musicales. Temas como “Chacarera del rancho”, “Cosa peligrosa”, “No saber de ti”, entre otros, no pudieron faltar a la cita con los santafesinos.

En el público, la euforia y el fanatismo no descansaron ni un segundo dando muestras de la vigencia de los salteños. Alegría desbordada y coros que se hacían escuchar siguiendo las letras a la perfección se pusieron a la par de los artistas, que en total entrega, dieron cierre a otra exitosa jornada de festival.

Fuente:El Litoral.com

IMPORTANTE !!! La Folk Argentina , NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, La Folk Argentina se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »