Mavi Díaz, que acaba de lanzar “Gaucha”, el tercer disco junto a su banda Las Folkies, y aseguró el interés que hay por el folklore argentino en otros continentes tanto en Europa como en Estados Unidos y en Asia, “hay mucho interés por la música folclórica argentina y lo cuenta en esta entrevista.

Mavi Díaz, que acaba de lanzar “Gaucha”, el tercer disco junto a su banda Las Folkies, aseguró que tanto en Europa como en Estados Unidos y en Asia, “hay mucho interés por la música folclórica argentina tanto como el tango porque son pueblos ávidos de cultura y nuestro estilo engloba en lo que se define como world músic”.


Las Folkies también incluye a Silvana Albano en piano y dirección musical, Pampi Torre en en guitarra y charango y a Martina Ulrich en batería y percusión, mientras que para este álbum invitaron a Franco Luciani para participar en "Churita" y a Marcela Morelo en "Madrazas".

Mavi Díaz charlo con Télam sobre este disco:

T:-Contame un poco sobre “Gaucha”. ¿Es un disco sobre la mujer?
MD:- Es un disco donde la mujer es la heroína cotidiana, que está representada por una gaucha. No sé si viste la foto de la portada. Refleja un poco todo lo que va pasando en el disco. Si bien nosotras mantenemos nuestra línea compositiva de ser muy respetuosas del folclore en sus formas, en su estructura, nos permitimos innovar en lo que tiene que ver con la lírica y en los arreglos. Mantenemos esa pasión que tenemos por la danza nativa, que se refleja en la elección de danzas que forman el repertorio de “Gaucha”. Si bien, como digo, la gaucha es la protagonista de todas las canciones que van surgiendo en el disco, atraviesa distintos estados y eso está reflejado en la alegría, en la emoción, en el compromiso y a lo largo de todo el disco esta gaucha va pasando por diferentes situaciones sin perder la alegría y la esperanza, esa mirada un poco de niña que le hace pensar que todo es posible.

Para empezar, dijimos gaucha porque siempre que se habla del gaucho se asocia con el hombre que está del lado de los marginados, con el libre pensador, el tipo solitario que está del lado de la justicia y cuando se habla de la gaucha siempre se habla en diminutivo, como gauchita, que no jode, no molesta y no hace problema o incluso con ese tonito sarcástico de quien habla de una especie de geisha criolla. Sin embargo, nosotras quisimos poner gaucha con todo el significado que se aplica al hombre a la mujer, porque la gaucha es esa heroína cotidiana que hace malabares todos los días para poder sacar adelante su casa, sus hijos, su carrera y ser feliz en el intento. De la misma manera, la guacha va pasando por distintos estados.

T:- ¿Hay curiosidad por el folclore argentino en Europa y Estados Unidos?
MD:- Sí. Siempre cuento en las entrevistas que hay algo cuando uno viaja tanto con canciones propias que no conoce nadie y tocar ritmos que tampoco les son familiares. Nosotras entraríamos en la categoría de world music, que hay muchos festivales, y a nosotras nos sorprende muchísimo. A veces nos contratan de un teatro de 300 o 400 personas y nosotras decimos: “¿Quién va a venir a vernos?”. Porque por mucho que hagas difusión no somos conocidas ni son conocidas nuestras canciones, pero algo que nos separa mucho del resto del mundo es que la gente está ávida de conocer música nueva, y se enteran que en el teatro de su pueblo o de su barrio se presentan chicas de nivel y van igual curiosamente a ver qué hay. Eso nos hace pasado en el Public Theatre de Nueva York, que es un lugar mítico al que han ido los artistas más grandes que te puedas imaginar, y nosotras pensar que no iba a ir nadie y que se llene y que no sean todos argentinos. La gente quiere buscar música nueva. No digo que no haya que hacer promoción, pero la gente va y busca cosas nuevas y música que no conoce. El mundo del world music es muy apreciado por la gente que está un poquito harta de escuchar la música que se proponen los grandes medios, en el sentido de la música más comercial, y de ir a buscar otras cosas. Por eso nosotras viajamos todos los años a Estados Unidos y Europa, porque va la gente a vernos. Asia es un gran consumidor, nosotras hemos tenido oportunidad de ir a Corea a tocar y alucinás, porque los coreanos son grandes imitadores de la música que escuchan. Con el folclore mismo, yo he visto ballet bailando coreanos y japoneses y se te cae la cara como zapatean. Lo hacen incluso con mucho sabor. Nosotros pensamos que porque estamos lejos, se aprecia menos en Buenos Aires que en las otras ciudades del mundo.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »