El Edificio del Molino abrió hoy sus puertas al público a 103 años de su inauguración y recibió a más de 5.000 visitantes que apreciaron el avance del proceso de restauración del histórico inmueble.

Durante el recorrido, que comenzó por el acceso de Avenida Rivadavia 1815, además de visitar los diferentes salones en proceso de restauración de planta baja y primer piso, los visitantes pudieron tomar contacto con los especialistas de los diferentes talleres: vitrales, metales, maderas y restauración edilicia, quienes exhibieron algunas de las técnicas implementadas en el edificio.

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie e interiorPor otra parte, en el espacio de la Confitería (Planta Baja) se pudo ver tanto la lámpara principal como parte del conjunto de vitrales completamente restaurados y retroiluminados con tecnología led.

Además, se exhibieron los resultados de “Dibujos del Molino”, un encuentro de dibujantes, artistas e ilustradores -organizado junto a la dibujante Josefina Jolly- quienes, en diferentes jornadas y con sus propias técnicas, ilustraron distintos espacios del monumento.    

También se presentaron formaciones musicales con miembros de la Orquesta del Congreso de la Nación y se exhibieron objetos recuperados por el equipo de arqueología urbana del Edificio del Molino, que fue inaugurado el 9 de julio de 1916.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas e interior“Estamos realmente impresionados y muy contentos por el enorme interés que genera la posibilidad de regresar al Molino o visitarlo por primera vez tanto entre los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires y las diferentes provincias argentinas como por parte de los turistas que se encuentran en el país”, destacó el presidente de la Comisión Administradora del Edificio del Molino, el diputado nacional Daniel Filmus.

“La preservación de nuestro patrimonio cultural y arquitectónico es posible gracias al esfuerzo conjunto del Congreso Nacional, el Poder Ejecutivo y el Gobierno de la Ciudad, además de diferentes universidades e instituciones de la sociedad civil que están involucradas en una tarea cuyos resultados ya comienzan a apreciarse”, remarcó Filmus.

La imagen puede contener: 1 persona, multitud e interiorUn año de gestión en números

A continuación, una síntesis en cifras de las tareas realizadas a partir de que el Edificio del Molino fue transferido por el Poder Ejecutivo al Congreso Nacional en julio de 2018.

-El Edificio del Molino estuvo cerrado durante 21 años –desde 1997 hasta 2018-.

-Se compone de 7.600 m2 edificados en 5 plantas.

-Su cúpula se eleva hasta los 52 metros y conserva 1.200 m2 de vitrales.

-Se recuperaron 15.000 objetos arqueológicos - históricoshallados en el interior del inmueble con un alto valor patrimonial (asaderas, moldes para tarteletas, aros de molde, envases, menús, botellas, documentación, diarios, libros, envoltorios, entre otros).

-Se intervinieron 310 m2 con restauración integral del Salón principal de Fiestas y el Salón Fumoir (primer piso).

-1.070 m2 de superficies pintadas.

-150 m2 de estucos recuperados (técnica artesanal de falso acabado o falso mármol).

-33 paños de vitrales restaurados.

-13 aberturas metálicas y de madera restauradas.

-46 luminarias históricas recuperadas.

-300 metros lineales de conductos de desagüe pluviales y cloacales reparados.

-254 m2 de restauración de fachada (prueba piloto sobre Avenida Rivadavia 1815).

-4.500 metros de líneas de recableado para iluminación.

-10.000 visitantes en dos aperturas al público (Noche de los Museos y Día de los Monumentos).

- Fueron retirados 160 m3 de residuos, previamente seleccionados por especialistas.

Acerca del Edificio Del Molino

La emblemática Confitería del Molino había comenzado a funcionar en el edificio ubicado en la esquina de las avenidas Rivadavia y Callao en el año 1916 y su cierre definitivo se produjo en 1997.

Tras el cumplimiento del procedimiento expropiatorio mediante la Ley 27.009, aprobada en el año 2014, se transfirió el tradicional edificio porteño al Congreso de la Nación. La Comisión Administradora del Edificio del Molino, creada por dicha ley, tomó posesión en julio del año pasado y comenzó una serie de tareas de recuperación de este ícono del estilo Art Nouveau, que fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1997.

La ejecución del Plan de Restauración Integral del Edificio del Molino –RIEM- incursiona en un abordaje poco habitual de la gestión patrimonial, que contempla la dimensión material e inmaterial de los bienes culturales, desde la multidisciplina y la pluralidad política, con el compromiso de involucrar la participación de la comunidad.

En el marco del RIEM, un equipo multidisciplinario de especialistas del Congreso Nacional se encuentra trabajando para recuperar el patrimonio material e inmaterial del inmueble. Asimismo, se suscribieron convenios de colaboración con el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Nacional de las Artes, entre otras instituciones.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »