Mundialmente reconocida por su virtuosismo, paseó su repertorio entre el jazz, el tango, el folclore y la música clásica. Tenía 70 años.

La pianista cordobesa no vidente Elvira Ceballos murió hoy a los 70 años en la capital provincial como consecuencia de una neumonía que la afectaba desde hace un tiempo, anunció a los medios una fuente familiar.

La artista, que nació el 16 de marzo de 1949 en la localidad de La Falda, se encontraba internada desde hace varios días en un centro de salud de la ciudad de Córdoba.

Ceballos, que quedó ciega cuando era muy chica, fue una eximia pianista y profesora de música, que se movilizaba en silla de ruedas.

Desde pequeña su madre la acercaba al piano para que pudiera tocar, según la biografía que publica el sitio mifolkloreargentino.com.

La mujer aprendió música y canto en el Conservatorio Provincial y junto a su madre compartió horas pasando la música de la tinta negra al braille para su lectura.

Como eximia pianista ejecutó obras clásicas, de folklore y tango, y compartió escenario con grandes artistas.

Realizó numerosas actuaciones en Argentina y tradujo al Sistema Braille partituras de tango, folklore, jazz y obras del Renacimiento.

En Ecuador desarrolló un proyecto denominado musicografía braille, formando coros y enseñando música a niños y jóvenes con discapacidad visual.

Dueña de un espíritu exquisito, docente de música y compositora, el cineasta cordobés Carlos Bobeda junto a Diego Piantoni realizaron un mediometraje que retrata la vida de las artista.

En la cinta, Ceballos se define a sí misma como “mitad mujer y mitad música".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »