El artista inauguró su canal recordando al compositor de Dolores, autor de "Estilo pampeano" y "Milongueo del ayer", a 117 años de su nacimiento

El guitarrista Carlos Martínez, referente a la hora de investigar, transcribir y divulgar las composiciones de raíz folclórica creadas para ser interpretadas en guitarra, estrenó su canal de YouTube con su rescate de la obra de Abel Fleury al haberse cumplido 117 años del nacimiento del autor.

Fleury (Dolores, 5 de abril de 1903-Buenos Aires, 9 de agosto de 1958) fue un exquisito compositor e intérprete que tendió fecundos lazos entre la guitarra clásica y el acento criollo a través de un repertorio con 33 títulos registrados pero enorme repercusión mundial.

Martínez, notable intérprete que ya mostró credenciales desentrañando, por caso, el legado de Atahualpa Yupanqui, define a Fleury como "alguien que puso a la milonga en la excelencia sin por ello perder su ligazón con el campo".

A mí me interesa no perder la interpretación de todo lo que nos han legado los grandes maestros. Uno no debe de perder esa manera.

CARLOS MARTÍNEZ

Sobre esa sutil cuerda donde lo académico y lo popular terminan fundiéndose en la belleza sin importar orígenes ni etiquetas, Martínez repone un legado tan vigente como de fuerte impacto emocional que ya supo plasmar en un registro propio de 2006.

"Don Abel era un gran compositor con un alto contenido emotivo que entendía muy bien el instrumento y sus posibilidades sonoras y manejaba magistralmente la armonía", lo destaca Carlos durante una entrevista con Télam.

En esa descripción, el intérprete añade que el músico al que ahora visita desde un trabajo audiovisual con el que inaugura canal en YouTube "fue el pintor de todo un paisaje de la época en la provincia de Buenos Aires a partir de géneros como el pericón, la vidalita, la milonga".

"Pero Fleury –subraya inmediatamente- abordada esos sonidos a partir de componer en tonos complicados como por ejemplo en el preludio criollo 'Relato' lo hace en Sol sostenido menor".

Martínez también alerta acerca del toque de Fleury al que describe como capaz de entregar "un sonido aterciopelado, que roza lo dulce pero no pierde potencia".

"Se trata de una sonoridad muy complicada de alcanzar y con un vibrato muy particular que consigue desde la mano izquierda", resalta quien también se ha sumergido en las cuerdas de Eduardo Falú y Agustín Barrios.

Es ese vínculo entre la guitarra y el creador el que gestó obras que han atravesado el tiempo y las geografías como en el caso de "Estilo pampeano", una de sus creaciones más conocidas, que es composición obligatoria de estudio en la Escuela Musical de Tomsk (Siberia, Rusia), un lugar en el que Fleury jamás estuvo y donde todavía una vez por año es tributado por músicos locales que interpretan parte de su repertorio.

El recorrido internacional del músico comenzó recién a partir de 1948 por Chile, Paraguay, Bolivia, Brasil y Uruguay, para luego viajar también a España y Francia.

Antes de ello y radicado en Buenos Aires desde 1933, el artista creó y dirigió Escuadrones de Guitarras de entre 12 y 15 intérpretes donde compartió con los tangueros Roberto Grela y Ubaldo de Lío y el folclorista Héctor Ayala, entre otros.

"Al haber grabaciones de Fleury, aunque sean pocas, uno escucha y ya sabe cómo encarar su obra y cómo transmitir esa profundidad y esa melancolía que son elementos que lo hermanan a Yupanqui", advierte Martínez.

Télam: ¿Lo central de todo tu trabajo es justamente legar cada estilo más allá de lo escrito en las partituras?

Carlos Martínez: Exacto. A mí me interesa no perder la interpretación de todo lo que nos han legado los grandes maestros. Uno no debe de perder esa manera. Cuando yo arranqué con la guitarra me hacía 30 kilómetros desde Laferrere hasta Ricordi y cuando me encontraba con la partitura no tenía nada que ver con lo que escuchaba tocar.

T: ¿De allí viene la decisión de encarar ese monumental trabajo sobre la obra grabada de Yupanqui?

CM: Claro. En esta cuarentena y junto a mi maestro Luis Gómez estamos avanzando en transcripción de todo lo que tocó Yupanqui. Llevamos casi 70 de las 115 obras donde escribimos también los arrastres que son parte esencial del sonido del artista.

T: ¿Qué más andás haciendo en este contexto de aislamiento?

CM: Tocando mucho (Johann Sebastian) Bach y pensando siempre en grabar algo con transcripciones de Aníbal Arias (quien murió a los 88 años en octubre de 2010) y así meterme con el tango. A Aníbal tuve la suerte de conocerlo y era un tipazo que me enseñó, además, a tocar leyendo las letras de los temas.(Fuente:Telam)

Compartir

Comentarios

Gladys Barraza

Excelente Amo todas estas historias qué sin ustedes Es imposible saber muchos de los productores qué respetamos a estás obras maravillosa!!!! Gracias Estaría bárbaro una página Donde exista historial de vida de los cantores Los músicos Anécdotas Sería buenísimo!!! Gracias Mi correo Barraza.gladis@gmail

Responder a este comentario
Escribir un comentario »