Jueves 29 de Septiembre de 2022

Hoy es Jueves 29 de Septiembre de 2022 y son las 03:00 - Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:lafolkargentina@gmail.com / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

CAMPO-

2 de septiembre de 2022

El “viaje que no vemos” que hace un nutriente: dónde inicia y dónde termina

Durante una jornada técnica de Fertilizar Asociación Civil se analizó, más allá del suelo, cómo impacta la nutrición balanceada de cultivos.

¿Hasta dónde llegan las deficiencias de nutrientes de los suelos? El camino es largo, con diferentes postas y transformaciones.

Martín Díaz Zorita (Foto 1), del Comité Técnico de Fertilizar Asociación Civil, planteó que el desafío actual para la agricultura es manejar la nutrición de los cultivos dentro de un escenario de deficiencia en los suelos, y mejorar la calidad de la producción.

“El punto de partida es reconocer que producir granos es producir alimentos”, por lo cual las decisiones de manejo de la agricultura contemplan lograr que, “todos los alimentos tengan una adecuada composición en nutrientes, proteínas, ácidos grasos y elementos esenciales”.

Por esto, agregó que, la integralidad de las decisiones de manejo de los cultivos, también interviene sobre la composición de los granos. Y, pensando en la calidad alimentaria, en función de las deficiencia de nutrientes que padecen los suelos, el experto mencionó que, en Argentina, “casi el 70% tienen limitaciones de fósforo. En zinc, más de 40%”.

A partir de estos datos, dice el experto, “los suelos tendieron a disminuir la oferta de nutrientes según el manejo”, muy asociado al incremento de los rendimientos. Por eso, el consejo fundamental es comenzar por el diagnóstico y seguir por una fertilización balanceada que puede alcanzar otro 14% más.

HAMBRE OCULTA

Las ideas de Díaz Zorita se conectaron con las del Dr. Ismail Cakmak (Foto 2), de la Universidad de Estambul, como parte de la una jornada de Fertilizar. El experto turco relacionó el problema del hambre con la falta de alimentos y la de nutrientes esenciales en la composición. Lo llamó el “hambre oculto”, que afecta a 2.000 millones de personas.

El experto resaltó que la falta de nutrientes puede ser sustituida por la industria de los alimentos con “biofortificadores”, pero remarcó la necesidad de que tanto los gobiernos como productores “aborden una nueva forma de pensar”.

El especialista enumeró que hay bajo contenido en micronutrientes en los alimentos por tres razones:

  • Los suelos tienen bajo nivel de micronutrientes disponibles.
  • El agotamiento de los micronutrientes por la agricultura.
  • “Los sistemas de producción están enfocados en el rendimiento, sin prestar atención al valor nutricional de lo que se produce”.

“En el mundo se registra un incremento en la aplicación de nutrientes, pero la atención se pone en “lograr un mayor rinde del cultivo y producir mayor cantidad de alimento olvidando la importancia de la calidad de los mismos”, subrayó.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!