Los docentes marcharon para apoyar al acusado, un profesor que sigue detenido. La directora asegura que es imposible que el delito haya ocurrido en la escuela. Segundo día de paro en el distrito y el llamado a silencio de los padres denunciantes.

Mientras continúa detenido el profesor de música del Jardín de Infantes 915 del barrio Las Tunas -en Tigre-, acusado por los padres de haber abusado de al menos cinco alumnos, la directora del establecimiento salió a defender al maestro de 25 años y cerca de 800 docentes del distrito marcharon ayer hasta la Fiscalía que investiga el caso. Desde Suteba Tigre llamaron a un segundo día de paro para hoy, en reclamo de “garantías” para el profesor detenido y “exigiendo la excarcelación y la aplicación de medidas de resguardo aprobadas por el Consejo General de Educación”.

“Los docentes, directivos y auxiliares del jardín aseguramos que el abuso no sucedió en el jardín, porque la seguridad aquí está garantizada”, señaló Elisabet Viviana Flores, directora del establecimiento, ante El Argentino Zona Norte. Y contó que el mismo viernes, sin que nadie le brindara información, la citaron desde el destacamento de Las Tunas para hacerle preguntas sobre todos los docentes del jardín. Relató que luego efectivos policiales se acercaron hasta la institución para sacar fotos y constatar que se trata de un edificio seguro, sin recovecos ni aulas donde el docente pueda haber cometido el delito sexual. “Incluso resaltaron que no me preocupara, porque no había indicios de que el abuso se pueda haber cometido en el lugar”, afirmó la directora.  Según explicó Flores, el profesor de música nunca estuvo solo con los niños. Explicó que las clases del docente se daban en la sala de usos múltiples del jardín, que está toda vidriada, y que tanto la dirección como los pasillos y hasta el patio tienen visión hacia la sala. Además, aseguró que él nunca acompañaba al baño a los chicos, sino que eso era realizado por la maestra o la preceptora. Por el contrario, la versión de los padres es que sus hijos -de entre cuatro y cinco años- contaron que el docente los llevaba al baño para jugar “a la viborita”, momento en el cual habría manoseado a varios de ellos y violado a uno.  El abogado defensor del docente dijo a este diario que el joven está en shock, que la denuncia provino de un papá que fue a buscar al jardín a su nene el jueves pasado, que lo vio caminando mal y que, tras llevarlo al médico, el nene le contó que le “dolía la cola” y señaló al profesor como el responsable. “Ese día el maestro no había ido al jardín por un parte médico, así que desde el vamos la denuncia es rara”, planteó el letrado. Y consideró que “no hay elementos suficientes” para determinar que el abuso fue cometido en la escuela. Las mamás consultadas por este medio señalaron que el fiscal Marcelo Fuenzalida, a cargo de la Fiscalía especializada en Violencia Familiar y Abuso Sexual de Tigre, les pidió que no dieran más reportajes y les aseguró que el docente detenido “no saldrá más”. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »