Lunes 18 de Octubre de 2021

Hoy es Lunes 18 de Octubre de 2021 y son las 13:54 Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:lafolkargentina@gmail.com / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

NOTICIAS DEL FOLKLORE

27 de mayo de 2016

Liliana Herrero: "En el arte y en la política prefiero hablar de lo imposible"

La voz de Liliana Herrero asume un nuevo rol en “Imposible”, su duodécimo disco solista y el trabajo más decididamente folclórico de casi 30 años de registros para, según propuso, “poner en el horizonte sonoro de estos tiempos una memoria musical, poética y por qué no política”.

Sobre esa tensión entre sonidos e ideas, Herrero arriesgó en charla con Télam que el repertorio “es calmo, es nocturno pero no es oscuro. Es como si anunciase que estamos en la noche y vamos hacia el día”.

Para la artista, ese viaje riesgoso funciona como mandato y por ello expresó que “prefiero hablar de lo imposible en el arte y en la política también como deseo de algo, es de algún modo el vamos por más aunque no lo logremos. La palabra imposible tiene ese equívoco y a mí me gusta que lo tenga”.

“'Imposible' -insistió en busca de los términos precisos- señala un tiempo nocturno, en un momento abismal donde a mí me parece que igual centellea una esperanza aún cuando eso no se pueda realizar”.

  En un mediodía apacible en la casa del barrio porteño de Boedo que comparte con el sociólogo, ensayista y escritor Horacio González, apuntó que “en el disco profundicé esa búsqueda de la memoria porque estos son tiempos deshistorizados, tiempos en donde la inscripción en una tradición, en una memoria cultural y política se quiere liquidar, clausurar, cerrar”.

“Pienso que no hay modo de hacer arte o política así, porque la historia de los pueblos es de una enorme densidad, con infinitos pliegues, infinitas contradicciones, luchas, combates, fiestas y esto de ubicarnos en un lugar que no tiene historia, continente, ni suelo, a mí me parece sorprendente y peligroso y no me gusta y no lo quiero para mí ni para mi patria ni para mis nietos”, fundamentó.

El cancionero con el que mañana actuará en el Auditorium de Mar del Plata y el jueves 9 de junio llegará por primera vez al porteño teatro Ópera, reúne “Carita morena” (de Juárez-Quiroga), la vidala que titula a la placa y que compuso el Teniente Juan Carlos Franco Páez y visita otra vez a Atahualpa Yupanqui (en este caso con “Luna tucumana” y “Chacarera de las piedras”) y a Gustavo “Cuchi” Leguizamón (con “La chaya de la albahaca”, con texto de Armando Tejada Gómez, y “Lavanderas del Río Chico”).

Eduardo Falú-Manuel J. Castilla son convocados para su zamba “La catamarqueña”, del poeta Juan L. Ortiz y el guitarrista Walter Heinze se aprecia “Villaguay vidalita de la vuelta”, mientras que Chacho Müller es convocado por “Tiempo del río largo” y Buenaventura Luna por “La noche”.

“El repertorio -apuntó al repasarlo- tiene la peculiaridad de que ninguno de los autores están vivos, así que son 10 temas para rescatar una memoria de manera íntegra, todo pasado por el 'herrerismo' que cultivamos con el cuarteto”.

A su magnífica banda que la acompaña desde “Este tiempo” (2011) e integran Pedro Rossi (guitarra y arreglos), Ariel Naón (contrabajo y arreglos), Martín Pantyrer (clarinete bajo) y Mario Gusso (percusión y arreglos), esta vez se añadió el aporte como investigador y productor de Santiago Giordano.

Para plasmar esa determinación, Liliana consignó que “quería hacer una cosa muy diferente a 'Maldigo' (su explosivo álbum de 2013), más de cámara, y a la que hasta le quité un poco esos dos segundos que hay entre tema y tema para escucharlo casi como en una continuidad”.

Ese clima contenido es únicamente alterado en dos piezas: “Villaguay vidalita de la vuelta” y “Lavanderas del Río Chico”. Sobre esa última experiencia, contó que “la voz está más para afuera y llamé a (la pianista) Lilián Saba para que lo arregle y hasta vino a los ensayos y lo dirigió cuando lo grabamos en los estudios ION, lo que dio lugar a una conversación preciosa”.

La referencia a esas experiencias permitió que Herrero revelara uno de los secretos que la hacen única. “Cuando escucho una canción me digo lo de siempre 'tengo que salir de acá' pero no porque sea peor o porque no me guste, sino porque comprendí tardíamente que la versión que uno hace, esa interrogación, no es mejor que la versión original, es simplemente una nueva visita y eso lo permiten los temas que valen la pena, que tienen una consistencia, una fundamentación”.

La edición de “Imposible” incluye otro CD con tres “Tangos errantes”, un registro de 2003 que compartió con el piano de Gerardo Gandini y que presenta como un material “incunable”.

“A esos tangos ('Por una cabeza', 'Volvió una noche' y 'Soledad') -puntualizó- no los quise poner como yapa de 'Imposible' porque son dos intervenciones distintas, una sobre el folclore y otra sobre el tango donde está Gerardo con sus postangos y yo tratando de entender porque había que cantar”.

Feliz por poder publicar esa joya, sostuvo que “yo no soy una cantora de tangos, pero me estimuló mucho la idea de ir al precipicio, porque Gerardo lo inventó y traté de ponerme a su altura”, e inmediatamente consideró que esa aventura “no debe ejecutarse en vivo porque Gandini ya no está”.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!