Lunes 21 de Junio de 2021

Hoy es Lunes 21 de Junio de 2021 y son las 00:01 Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:lafolkargentina@gmail.com / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

NOTICIAS DE TANGO

7 de julio de 2016

Ariel Ardit: "Yo tengo un dios sin barba, con gomina y que canta tango"

El consagrado cantor Ariel Ardit presenta mañana y el sábado en el Teatro del Libertador de Córdoba su flamante disco “Gardel Sinfónico”, que grabó junto a la Orquesta Filarmónica de Medellín en esa ciudad colombiana, una idea que el artista amasaba desde hace 20 años y significa haber cumplido su mayor sueño: cantar en la ciudad donde el "Zorzal criollo" falleció.

A esta experiencia casi épica, Ardit, el intérprete de tango más popular de la actualidad, llegó sin ningún tipo de ayuda, motivado únicamente por su deseo de homenajear a su máximo referente artístico en el aeropuerto Olaya Herrera, donde el 24 de junio de 1935 perdió la vida en un trágico accidente el Zorzal Criollo.

“Yo siempre digo, el Dios mío no tiene alas y canta tango, tengo fe en Gardel, es muy generoso conmigo, es un anhelo intentar ser cada día mejor, él es un estímulo en sí mismo, la vara es tan alta que a mí me ya me propone un camino de muchísimo esfuerzo.”, expresó Ardit en charla con Télam, sintetizando la fe que siente por la figura que desde niño marcó su destino, lo impulsó a estudiar canto lírico y luego a dedicarse de lleno al tango.

A más de un año de aquel concierto, ahora materializado en un disco, Ardit sigue analizando lo que le pasó aquel día histórico, cuando la emoción lo tomó. “Estaba por demás sensible, yo siento que ese día no estuve realmente presente porque para mí cantar en el lugar en que murió Gardel es lo más grande que me podía pasar. Había leído en un libro que a algunos cantantes les pasa que ven como en cámara lenta. Estaba disfrutándolo, era como un disfrute adormecido, todo el show se me había pasado como un suspiro, es la primera vez que me pasó en mi vida, me sentía como una marioneta a la que están moviendo”, recordó.

Y no es para menos, ya que se trata de concretar algo que había imaginado en el 95, cuando un día vio en la televisión tocar en Toulouse (Francia) a una sinfónica instrumental sin cantor rendirle tributo a Gardel.

Pasaron los años y en el 2013 llegó a Medellín, donde sintió un cosquilleo que lo motivó a embarcarse en esta propuesta “pretenciosa” que implicaba, entre otras cosas, sacar a la Orquesta Filarmónica -dirigida por Gonzalo Ospina- de su ámbito natural, para llevarla al aire libre.

“A los sueños hay que ponerle el trabajo día a día, hubo muchas pérdidas en el camino, hinché con mi idea, y en el concierto había que justificarla”, apuntó Ardit, quien en esta aventura contó con arreglos del pianista Andrés Linetzky y la participación del bandoneonista Ramiro Boero.

“Gardel Sinfónico” contiene 14 canciones de la dupla Gardel-Le Pera, incluye las obras que más trascendieron a nivel mundial de como “Cuesta abajo”, “Mi Buenos Aires querido”, “Soledad”, “Golondrinas" y "Volver" , entre otras, más una obertura instrumental, y será presentado en febrero del 2017 en el Teatro Colón de Buenos Aires, y también Uruguay, Francia y Portugal, ya que “es un formato que funciona para cualquier orquesta del mundo”.

Para Ardit, el hecho de cantar ese repertorio en el máximo coliseo porteño tiene un sentido que va más allá y significa para él cumplir un deseo al mismo Gardel, quien "en el año 33 estuvo estuvo invitado a cantar en el Colón, se enfermó de la garganta y no pudo cantar”, evocó”.

“Yo me armé una historia romántica para mí, es como devolverle un poco de todo lo que él me dio”, dijo con humildad el cantor que en este trabajo rescató al “Gardel universal”, a partir de “un repertorio mayormente realizado para sus películas”, apuntó el cantor que en estos conciertos en Córdoba se presentará junto a la Filarmónica de la provincia.

“La mayoría de esos temas están grabados con una ambientación. En esta etapa Alfredo Le Pera lo imagina como un artista internacional, empieza a escribir letras más universales, reemplaza al vos por el tú -ejemplificó-. Uniendo la devoción por la ópera y los cantantes líricos, Gardel como compositor encuentra una reflexión unánime, aparece el Gardel que fue pionero para Europa y después para toda Latinoámerica”.

“Es la epopeya más grande que ha hecho Carlos Gardel, el mayor embajador de nuestra cultura”, agregó el cantante nacido en Córdoba y criado en Buenos Aires, quien ahora, fiel a su espíritu entusiasta, tiene como meta algo ambicioso: lograr que el aeropuerto internacional de Ezeiza lleva el nombre del ícono argentino.

En cuanto a cómo escucha el disco hoy, a la distancia, dijo: “Yo siempre soy muy crítico de lo mio, sobre todo ante la imagen de Gardel, lo hago con muchísimo amor, es lo que más siento como cantor, por lo emotivo. Es un disco que tiene mucho para madurar en vivo, es un documento histórico, lo siento como algo novedoso en donde Linetzky tuvo la responsabilidad de buscar que la orquesta no perdiera el sentido de lo tanguero”, acotó.

Junto a su compañero de ruta, el pianista Andrés Linetzky ofrecerá un ciclo los sábados de julio en Bebop Club (Moreno 364), donde adelantará los temas de su próximo álbum, “Inédito”, que incluirá canciones que cantó a lo largo de su vida y que nunca había grabado. “Todo surge de la primera versión que hago con el piano con Andrés, como si fuera la primera sesión en la sastrería, hacemos un trabajo artesanal entre él y yo”, concluyó.(Telam)

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!