Sábado 16 de Octubre de 2021

Hoy es Sábado 16 de Octubre de 2021 y son las 00:07 Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:lafolkargentina@gmail.com / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

NOVEDADES DISCOGRAFICAS

16 de enero de 2017

Los amigos del Chango con nuevo disco y de Rosario llegan Alucinaria y Mamita Peyote

La Orquesta Los Amigos del Chango Farías Gómez plasman su fusión de ritmos y estilos en un nuevo álbum, mientras que la ciudad santafesina de Rosario ofrece dos interesantes trabajos del pop psicodélico Alucinaria y la orquesta caribeña Mamita Peyote.

Orquesta Popular de Cámara Los amigos del Chango. "Música Clásica argentina Volumen 2"



¿Es posible que la música popular argentina se transforme en materia prima de una obra camarística y clásica sin perder una pizca de su impronta? La presuntuosa y arriesgada pregunta halla una respuesta vital y afirmativa por obra y gracia de esta segunda aventura de la Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango.

La formación que reúne a 11 músicos y recoge el legado indómito de su mentor, el gran Chango Farías Gómez (fallecido en agosto de 2011 a sus 73 años), concreta en este segundo disco la posibilidad de definir su camino ya sin la tutela del creador que antes coqueteó con estas ideas musicales en grupos como MPA y La Manija.

Y el conjunto que tiene entre sus puntales al flautista y cantante Rubén “Mono” Izarrualde y al guitarrista, bombisto y arreglador Néstor Gómez, logra tomar el mandato del Chango y ajustar formas y detalles para dar forma a un discurso de alto impacto.

El tango, el folclore, los ritmos latinoamericanos y hasta el rock local, hallan un cauce propio en un espacio musical de enorme libertad expresiva que abreva en una paleta de músicas universales para subrayar atributos y mostrar el talento interpretativo de los miembros de la agrupación.

La formación que al “Mono” y a Gómez suma a Luis Gurevich (piano), Néstor Gómez (guitarra y bombo legüero), Jerónimo Izarrualde (batería y voz), Ricardo Culotta (trompeta y fliscorno), Omar Gómez (bajo), Aleix Duran (clarinete, clarinete bajo, saxo tenor), Santiago Martínez (violín), Manuel Uriona (percusión), Daniel Gómez (bandoneón) y Agustín Balbo (guitarra eléctrica), entrega un documento sonoro de este tiempo de carácter esencial.

“Aspiramos a instalarnos como un grupo de cámara popular y altamente serio”, precisó Izarrualde a Télam en noviembre pasado, al filo de las presentaciones de un repertorio que el grupo ya había adelantado en agosto en el cierre del 13er. Encuentro Nacional de Músicos en Rosario.

La placa reúne “La olvidada” (Yupanqui), “Vino nuevo” (Pignoni), “Durazno sangrando” (Spinetta), “Melodía de arrabal” (Gardel/Le Pera– Battistella), “La séptima” (Lagos), “Cuando muere el angelito” (Inchausti/Ferreyra) + “Réquiem del angelito” (Néstor Gómez),

“Chacarera santiagueña” (anónimo) y “La fiesta de San Benito (popular boliviana) + Why not and Dino” (Gómez) y logra, al mismo tiempo, saludar el peso de piezas clásicas y mostrar maneras posibles de proyectarlas en el tiempo y más allá de las fronteras estilísticas y geográficas.

= = = = = = = = =
 

Alucinaria. "Días de fiesta"


 

 

Segundo disco de esta banda rosarina que tomó a álbumes conceptuales y psicodélicos como "Sgt. Pepper", "Gira mágica y misteriosa” y el "Álbum Blanco" de los Beatles y “Pet Sounds” y “Smile” de los Beach Boys para plasmar un disco notable, con un entramado instrumental notable y una riqueza lirica, introspectiva y sensible.

Alucinaria está formada por Pablo Comas en voz, guitarra y teclados, Pablo Giulietti en guitarra, Federico Oti en bajo, Dani Pérez en teclados y Federico Toscano en batería y su primer disco “La última rotación del sol” y este trabajo se pueden escuchar en el bandcamp de la banda.

El disco abre con "El control y las estrellas" con arreglos de cuerdas y un teclado sombríos, melancólicos y la voz en un tono parecido, hasta que la banda ingresa y otras voces se suman para darle a la canción la estructura de una gema pop que recuerda los mejores trabajo del Beach Bois, Brian Wilson.

"Paz (excepto para las almas despeinadas) tiene un inicio con un órgano casi infantil, una voz en tono agudo y otra vez la atmosfera musical te lleva a los Beach Boys, mientras la banda te lleva de paseo por un cielo de miles de colores, con algunas saudades de Los Beatles y Charly García en su mejor época, cuando la psicodelia era todo.

Desde los teclados y con la convocatoria de otros músicos, Alucinaria busca un sonido orquestal, abrir la paleta instrumental para lograr un audio notable y composiciones enriquecidas al estilo de Phil Spector, Brian Wilson, el Album Blanco y Sargent Pepper, de los Beatles.

La voz de Comas guarda ciertas deudas con Spinetta aunque su mayor parecido es con la de Lisandro Aristimuño con muchos colores y agudos poco escuchados en el rock como en "Visiones del más aca" que tiene un elaborado trabajo instrumental, con momentos de psicodelia y rock progresivo.

"Vos y yo" arranca acústico y recuerda a los primeros discos de George Harrison, canciones hermosas, cruzadas por el folk inglés y el country americano, con una balada romántica, con ciertos momentos de valsesito, que hacia el final va elevando su tempo.

"Hermanos de la buena perdida" tiene un clima más rockero, recordando por momentos los climas más tristes de Blur con un ritmo más acelerado, la base imprimiéndole mayor fuerza y la guitarra luciendose con sus punteos, y con la voz ganando en emoción.

"Mancha" toma un camino spinetteana, con arreglos bien pop artesanal, orquestado para una canción más lenta, en la que vuelven a destacarse los instrumentos más orquestales, las cuerdas, a la que luego se suman unos arreglos corales surgidos de un mu8sical teatral, y un punteo muy interesante de la guitarra en un in crescendo que concluye en segundos de silencio hasta que la canción vuelve a su forma original del lamento.

"Si el cuerpo sano quieres, tomar té feo debes", es una canción juguetona, un pop alegre y fresco, con una psicodélica letra y una notable integración de la orquestación y el trabajo de la banda, mezclando trajes musicales que lo convierten en un caleidoscopio psicodélico, con un gran trabajo coral, a lo Beach Boys como en aquel "Orange Crate Art" el notable y loco disco que Brian Wilson grabo junto al excéntrico Van Dyke Parks.

"Bienvenido a casa" lo tiene a Comas con su voz prístina entonando hermosas estrofas, hasta que la banda irrumpe y le da una forma de pop más tradicional a la canción, un pop elegante a lo Divine Comedy. "Solo en la oscuridad" recupera los colores de la paleta Beatle, la banda se vuelve juguetona, con arreglos de coros muy bien logrados y la canción transcurriendo en un divertido viaje en tranvía por calles empedradas cubiertas de las flores lilas del jacaranda.

"Nos estamos vigilando" es un pop guitarrero más tradicional con la clara influencia del brit pop, los Kinks a pura guitarra y con la base sosteniendo todo ajustadamente. Esa línea se mantiene en "Y tu rebelión?", donde cabalgando sobre un rockito, Comas juega con idas y venidas en un romance. El humor reaparece con un órgano de casamiento en "Espejo de mí" una canción bien vestida de pop, elegante y seductora con un final más melancólico.

La psicodelia regresa en "Manzana colisión de tu dulce espera" con airecitos de canción de cuna en la que luego los componentes de la banda juegan sobre la cama, revolcándose y arrojándose burbujas de jabón y espuma de carnaval. Este interesante y riquísimo disco se cierra con una balada con teclados "Sos", donde Comas vuelve a jugar con los tiempos, la cruza de estilos as puro romanticismo.

= = = = = = = = =

Mamita Peyote. "Mamita Peyote"



El primer disco de esta banda rosarina que ya estuvo nominada a los Premios Carlos Gardel y que este verano participara del Cosquín Rock con una fórmula de ska, reggae y ritmos de América Central que al entrar en la coctelera la convierten en una notable orquesta caribeña.

Esta banda de ska, reggae y rock alterlatino arranca con la movediza “Cusco” con arreglos de bandoneón y la voz de Eugenia Craviotto Carafa bien grave para invitar a la fiesta, a mover la patita. Un ukulele comienza a mover la noche en “Baby Don’t go” un hermoso tema pop, donde se lucen los arreglos vocales de la banda hasta que todo vira al reggae y la fiesta es completo con un muy buen groove sostenido por la base integrada por Gerardo Farías en batería y Lisandro Figueredo en bajo, además de buenos arreglos de los bronces.

La banda muestra su sonido de orquesta caribeña en el reggae “Consentimiento” donde le saca provecho a la voz de Craviotto, ya que en Argentina los ritmos negros como el soul, el reggae, el ska y el funky le quedan excelentes a las voces femeninas locales.
En el sonido de Mamita Peyote hay mucho de jazz, así como lo hay en la voz de Craviotto donde se notan las influencias de Nina Simone, Doreen Schaffer, Judy Womatt y Adele Harley, entre otras.

“No me digas” es un funky con arreglos de teclados y un groove impecable que luego vira al rock alterlatino con buena cadencia y sin caer en el caos del estilo. Los bronces convierten a “Sueño” en un swing impecable con una rica base que luego lo transforma en un reggae mimoso, caribeño y nocturno, con interesantes arreglos vocales. El reggae siguen con una cadencia notable y unos arregles dulces y ricos en “Tu serás” donde Soledad Casini acompaña a Craviotto en las voces, además de unos interesantes coros masculinos.

“Eterna” es un reggae con trazos de rock alterlatino, buenos coros masculinos y un buen trabajo de acordeón y pizcas de cumbia colombiana. En el ska medio swing “Nunca te encontré” con buena participación de los bronces, la voz corre por cuenta del guitarrista Roberto Rojas.

“Weed” es una reggae dulce y cariñoso cantado en inglés por Craviotto en un tono notable, invitando a una noche placentera bajo una palmera, con buen vino, las curvas bellas de una hermosa mujer, con otra gran labor de los bronces, además de un flugel. Craviotto y la banda muestran su versatilidad con un ska en francés “Les fournicateurs” con buen inicio de bronces. “Rumba (deja de tratarme así) cruza los ritmos caribeños con la rumba en una forma muy elegante, sin vulgaridad y con gran destreza como lo marca el solo de la guitarra.

El disco cierra con el funky “Rufunk” cantado en inglés con la banda mostrando su destreza rítmica y su versatilidad con un groove notable. Mientras que la ultima canción es la veraniega “Cry no more” mitad en inglés y mitad en castellano, con un lindo trabajo de un ukulele, la voz de Craviotto enamorando y luciéndose en el estribillo y la base con un trabajo impecable, a los que suman los bronces embelleciendo la canción a cada paso.Fuente:Telam

___________________________________________________________________________

IMPORTANTE !!! LA FOLK ARGENTINANO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, LA FOLK ARGENTINA se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!