Kawamata es un pueblo japonés conocido por tres cosas: la producción de seda, que se remonta al siglo seis; un tipo peculiar de ramen basado en la carne de shamo (una raza de gallo local); y la celebración anual, desde 1975, de una extraña réplica del festival argentino de Cosquín que dura tres días y enloquece a sus 15 mil habitantes.

Por alguna razón, en Kawamata son fanáticos del folklore. La historia del fanatismo arrancó en 1955, cuando un profesor melómano, Yasumitsu Naganuma, escuchó en la radio una canción de Atahualpa Yupanqui. Fue un camino de ida. El tema que escuchó era "Camino del Indio" y, según dijo Nagamuna, la melodía se le metió en la cabeza y nunca se fue. A partir de ese momento, el hombre compró todos los discos de folklore que se le cruzaron. Y creó la asociación "Norte Japón", integrada por agrupaciones folclóricas de la región de Tohoku fanáticas del estilo. Varios años más tarde, en 1973, mientras hablaba con un amigo por teléfono, escuchó el sonido de una quena. Eso lo terminó de enamorar. A través de la revista Chunambei Ongaku (Música de Centro y Sudamérica) se enteró de la existencia del festival de folklore de la localidad serrana de Cosquín, y decidió armar uno él también. En Japón. La presentación del grupo japonés Río del Bosque en el festival de Cosquín 2019 00:00 Entonces contactó, como líder de "Norte Japón", a los organizadores del festival de Cosquín. Así nació "Cosquín en Japón". Se realizó por primera vez el 18 de octubre de 1975, en un centro vecinal en el santuario Mitama Jinja, de Kawamata. Participaron 13 grupos de distintos lugares de Japón, como las prefecturas de Aichi, Aomori, Sendai, Yamagata, Niigata y Tokio. Hoy, el festival tiene tres días de duración. Y debido al éxito de público que genera, la intendencia de Kawamata decidió que el estudio de la quena sea obligatorio en todas sus escuelas. "Tenemos un staff aproximado de 100 personas", cuenta a LA NACION Saito Hiroyuki, director y organizador del festival. Hiroyuki es además profesor de quena y Director del Comité de Quena de Kawamata. Chamamé japonés Hiroyuki viajó el pasado 30 de enero a la Argentina, con una delegación que se presentó en nuestro festival de Cosquín. El viaje ya es una tradición. Desde 1999, en Japón se realiza un concurso para seleccionar y enviar a un representante japonés a las sierras cordobesas. Esta vez viajaron 13 alumnos, que ya se habían presentado frente al presidente Mauricio Macri en su visita a Japón, en el año 2016. Ahora cantaron y tocaron en tierras cordobesas dos temas: "Carnavalito Quebradeño" y "El Humahuaqueño" También tocaron en Córdoba los ganadores de la última edición japonesa del Cosquín, los integrantes del grupo Río del Bosque, conformado por Haruka Shimizu, guitarrista de 30 años, y Hideo Morii, cantante de 37. Ellos interpretaron "La vieja" y "Zamba del arribeño". "Me encantan todos los estilos, todas las formas de folklore argentino, pero especialmente la Chacarera y el Chamamé", contó el dúo a LA NACION. La banda japonesa recibió además, de manos del embajador Noriteru Fukushima, un reconocimiento a su música. Folklore salvador Pero últimamente, para los habitantes de Kawamata, la práctica del folklore argentino no es solo un divertimento. Es una actividad fundamental para recuperar la prosperidad de su pueblo. La localidad fue una de los más golpeadas por el terremoto de Fukushima de 2011. De hecho, desde ese año no se había podido organizar el viaje de folcloristas japoneses al Cosquín de Córdoba. "Muchos de nosotros no pudimos volver a nuestros hogares por más de un año y medio", contó el propio intendente, Kanemasa Sato. La población local, que supo ser de más de 20 mil habitantes en la década del '70, decrece con los años. Y el éxodo que generó el terremoto no ayuda. "Es muy importante para la reconstrucción de la ciudad que siga habiendo posibilidades de venir a la Argentina", dijo Sato. Parece extraño, pero según indican las autoridades de Kawamata, el festival de "Cosquín en Japón" es uno de los recursos más importantes con los que cuenta la Prefectura para atraer jóvenes a la localidad.   Por: Lucas Parera

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »