El grupo feminista de roclkalternativo cordobés y el dúo de folclore electrónico conformado por Andy Feiguin y Dany Riaño lanzan sus nuevos discos.

El grupo femenino Tranki Punki llega desde Córdoba con su punk festivo y militante, mientras que los Desierto y Agua mixturan el folclore con la electrónica para lograr una mezcla del trip hop y lo andino.
 

TRANKI PUNKI-”MAREA NEGRA”


Nuevo disco de este grupo punk feminista de Córdoba que mezcla ritmos para generar un rock alterlatino desde el ADN cordobés y punk. Además el álbum cuenta con letras de un fuerte compromiso con la lucha de los colectivos feministas y surgió luego del asesinato de la travesti y militante social Maite Amaya. La banda está editada por el sello Goza Records, encabezado por Barbie Recanatti.

El disco tiene muchas cercanías con el gipsy punk de Gogol Bordello y otros artistas, tal como queda enunciado en “Ni un paso atrás” con el arranque “buenas noches descarriadas y lesbianas” para luego criticar a los usureros, al FMI y a la clase política. La banda está integrada por Drela Sanz en violín y coros, Cele Pereyra en bajo y coros, Sofía Dem en batería, Vicky Barturen en guitarra eléctrica y voz, Polaquita Wojnacki en acordeón y Gi Torcigliani en percusión.

“Proclama” tiene una fuerte presencia del violín y del acordeón invita a un pogo festivo al grito de “Nunca rati, Nunca azul, ni vigilante. Nunca cobani botón, Nunca bota, nunca un corazón ortiba, nunca milico opresor, nunca facho, nunca macho ni bigote, nunca cana ni buchón Nunca yuta Nunca policía y nunca un represor”.


“Paranoia social” arranca con ritmo de reggae y el violín es usado como para marcar arreglos, pero además la emprende contra los medios de comunicación que utilizan la inseguridad como arma para generar xenofobia, bajo la frase “ningún pibe nace chorro” y además va describiendo casos de violencia policial.

“La noche nunca alcanza” va de nuevo al gipsy punk con el violín marcan la melodía, mientras las Tranki Punki invitan de nuevo a un pogo fiestero. “Marea Negra” tiene un comienzo bien rockero, con cierto toque épico y se convierte en una pieza que homenajea a Amaya, a las mujeres luchadoras y a las referentes del colectivo LGBT.

Para “Fuego” las Tranki Punki distorsionan la guitarra hasta hacer sonar a la banda como un poderoso combo hardcore o metalero que luego vira hacia el rock alterlatino con una letra con mucha militancia.

El acordeón abre melancólico “De bar en bar” hasta que se convierte en una lenta polka punk. El cierre es más punk con la referente travesti Susy Shock en “¿Cuánto falta?” que se manifiesta contra los mandatos del patriarcado, con algunos toques del post punk ochentoso.
 

DESIERTO Y AGUA-“ELEMENTOS”


Este dúo de folclore electrónico lanza su nuevo trabajo que mezcla la posmodernidad de las maquinas con ancestrales instrumentos y ritmos andinos.

DYA está formado por Andrea Feiguin en voz, sikus, erke, sintetizador, sampler y Dany Riaño en voz, ronroco, toyo, quena, teclados y programación.

“El Ritual” abre el disco con un lamento andino casi mántrico, mucha psicodelia, hasta que las máquinas le dan un pulso más rápido y cierto ritmo bailable.


“En Susques” tiene una intro con elementos percusivos andinos, un ronroco suave a la que se le suma una base electrónica marchosa y luego unos vientos.

En “Puerta del sol” la base es electrónica y se suman percusivos orgánicos, quenas y otros aerófonos, además de cuerdas y una voz de ensoñación que propone volar, bien en clave trip hop folclorico.

“Pumakana” tiene un comienzo marchoso al que van decorando aerófonos para componer un ritmo andino cósmico y ultra moderno al que lo cruzan voces ancestrales.

“02” retoma la línea del trip hop.

El disco lo cierra “Ríos”, con una base electrónica más activa por sobre la cual, el dúo agrega instrumentos andinos. El trabajo incluye un remix de “El Ritual” realizado por el chileno Rodrigo Gallardo, una de las figuras de la mixtura entre folclore y house.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »