Viernes 3 de Diciembre de 2021

Hoy es Viernes 3 de Diciembre de 2021 y son las 04:51 Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:lafolkargentina@gmail.com / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

ESTADOS UNIDOS

7 de noviembre de 2021

Biden perdió en Virginia, pero es temprano para hablar de Trump

La derrota del Partido Demócrata, considerado un plebiscito del primer año, constituye un llamado de atención para el Gobierno estadounidense que corre el peligro de perder el control del Congreso en los comicios de 2022.

  La derrota del Partido Demócrata en las elecciones para Gobernador de Virginia, considerado un plebiscito del primer año del presidente, Joe Biden, constituye un llamado de atención para el Gobierno estadounidense que corre el peligro de perder el control del Congreso en los comicios de medio término de 2022.

Los demócratas de Virginia no habían perdido una elección desde 2009, tras ganar en 2020 por 10 puntos, tendencia que se revirtió en la votación local y estatal realizada el pasado martes, .

Así, Glenn Youngkin, un empresario sin experiencia política, se convirtió en el primer Gobernador electo republicano de dicho estado en una década, al vencer por 51 contra 48,3% a Terry McAuliffe, que intentaba ganar un segundo mandato no consecutivo.

Youngkin, de 54 años, rechazó durante la campaña electoral el uso obligatorio del barbijo para luchar contra el coronavirus, así como que el Gobierno imponga la vacunación a niños o a empleados de ciertas profesiones, entre otros temas.

Pero, en el estado de New Jersey, Phil Murphy, que había asumido en 2017, logró convertirse en el primer gobernador demócrata en ser reelegido en los últimos 44 años, al derrotar al republicano Jack Ciattarelli por una diferencia de al menos 1%, según informes de la prensa estadounidense.

Biden, que asumió su mandato el 20 de enero, había ganado ese estado hace un año por 16 puntos porcentuales.

Un dato: Ciattarelli ganó la nominación republicana a pesar de que no era bien visto por los partidarios de Donald Trump.

Sin embargo, la derrota en el estado de Virgina encendió todas las alarmas políticas con miras a las elecciones de medio término que se realizarán el 3 de noviembre del año próximo, que determinaran el control de la Cámara de Representantes, así como los gobernadores de 36 estados.

La Cámara baja del Congreso, controlada por los demócratas, está compuesta por 435 legisladores, mientras que el Senado registra 50 y 50. Pero gana el Gobierno con el voto desempate de la vicepresidenta, Tamara Harris.

"Biden ha perdido mucha popularidad, porque estos dos primeros años están siendo caracterizados por la radicalización de la agenda gubernamental (referida al gasto social, entre otros), y a cierta parte del electorado estadounidense no le gusta eso", dijo a Télam el economista Sebastián Maril,

Glenn Youngkin, gobernador electo de Virginia (Instagram)


"Claramente, el resultado de las elecciones demuestra que el humor del electorado no está a favor de los demócratas", opinó Maril, director de Research for Traders (investigación para comerciantes), una publicación que analiza la marcha de los mercados.

"Conclusión: hoy, los demócratas están en problemas para las elecciones de medio término, aunque le queda exactamente un año. Pero hay que ver si tienen capacidad de reacción. O si mantienen está línea bastante radicalizada, por lo que podrían sufrir una derrota contundente en 2022 y perder ambas cámaras del Congreso", señaló el analista, especializado en política norteamericana.

Maril, por otra parte, señaló: "Es muy temprano para hablar de la candidatura de Trump; hoy mismo, el electorado norteamericano no está enfocado en su retorno, por más que muchos quieren que vuelva".

Por ejemplo, el candidato Youngkin demostró en Virginia que los republicanos pueden ganar manteniendo a Trump fuera de ese estado, para incursionar en los suburbios perdidos por ese partido en las elecciones de 2018 y 2020.

"Trump mostró que, en campaña, en un país tan dividido y polarizado como es Estados Unidos puede ser perjudicial para su partido; lo bueno de los republicanos es que tienen un recambio extraordinario y muy buenos candidatos", dijo Maril.

Como contrapartida, el economista señaló que "los demócratas no tienen ningún cambio en absoluto y se basan hoy mismo en la reelección de Biden, cosa que dudo, o en la candidatura de (la vicepresidenta) Kamala Harris".

Los republicanos enfocaron la campaña destacando los temas que más preocupan a los votantes de forma más inmediata, tales como la marcha lenta de la economía, los altos precios de la gasolina, los alimentos caros, los índices de criminalidad y la inquietud por el derecho de los padres a influir en lo que se enseña en las escuelas, según informes de la cadena CNN.

Pero los republicanos crecieron en estados demócratas con un discurso diferente al de Trump.

Por lo tanto, la derrota demócrata en Virgina abrió varios interrogantes en la política estadounidense, y Biden reconoció el miércoles que los ciudadanos "están abrumados" por la situación del país.

El apoyo al presidente demócrata se mantiene en un 43%, mientras que la desaprobación es del 51%, según cifras de RealClear Politics. Pero, en cambio, a fines de junio el respaldo al mandatario era del 52,9% y el rechazo del 42.9%.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!