Se puede pelear mucho por una idea u otra, pero todos los folcloristas queremos estar en Cosquín porque es el lugar de encuentro", opinó el violinisto y cantautor Leandro Lovato, que el domingo tuvo un festejado paso por el escenario mayor del festival.

Se puede pelear mucho por una idea u otra, pero todos los folcloristas queremos estar en Cosquín porque es el lugar de encuentro", opinó el violinisto y cantautor Leandro Lovato, que el domingo tuvo un festejado paso por el escenario mayor del festival.

El músico, nacido en Rosario pero santiagueño por adopción a partir de su admiración por Sixto Palavecino, sostuvo que "en mi caso me siento orgulloso de participar de este Cosquín distinto y que con todos los problemas que sorteó, está vivo y goza de buena salud".

En el mismo sentido, Lovato indicó: "Creo que nadie se puede imaginar un año sin Cosquín. Con todo el respeto hacia los otros festivales, Cosquín se vive en los distintos lugares y se respira folclore desde la noche a la mañana".

De cara al presente de su música, adelantó que está trabajando "en un nuevo disco repleto de gatos, chacareras y zambas, muchas de mi autoría" y que incluirá una versión del tango 'La última curda' que estrenó durante su actuación del domingo.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »