La música popular argentina despide Rodolfo Zapata, uno de los integrantes más queridos, aquel que supo provocar una sonrisa desde la picardía que se esconde en un humor que, en un principio, asoma como ingenuo. El mismo que decía que su función era muy simple: "llevar alegría a todos", y especialmente "en momentos duros, donde no se la pasa bien".

A los 87 años murió el cantante y actor Rodolfo Zapata, nacido en el barrio porteño de Nueva Pompeya el 10 de mayo 1932. Su repertorio se caracterizaba por denotar un alto contenido humorístico con doble sentido, una de sus canciones más populares era No vamo' a trabajar.

Zapata comenzó a cantar desde pequeño, siempre fue un apasionado por el folclore. A los 10 años empezó sus estudios de folclore y danza pero la música no era su única pasión. A los 14 años debutó en la compañía teatral de Olinda Bozán y Francisco Álvarez y en 1949 saltó a la pantalla grande con la película Crisol, donde actuó junto a Fernando Siro.

Rodolfo Zapata (foto: @zapataylagorda)
En 1965 grabó sus primeros tres discos: La GordaNo Vamo' a Trabajar y Regalito. En los siguientes años siguió grabando discos (es autor de más de 500 canciones) y actuó en varios países de Latinoamérica. También hizo teatro, participó en revistas como Los reyes del Tabarís, haciendo un exitoso trío con Adolfo Stray y Dringue Farías.

Como dato curioso, fue doble de pies de Mirtha Legrand bailando un malambo en la película Vidalita y en 1966 protagonizó La gorda junto a Nelly Beltrán.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »