El virtuoso guitarrista graba tres discos dedicados a la gran voz del Perú, al cuarteto de Liverpool y a Alfredo Zitarrosa

La vida artística de un guitarrista puede ser muy solitaria si su elección es el repertorio académico. El guitarrista clásico escribe su historia al ritmo de sus propios tempi. En la música popular, puede pasar lo mismo. Sin embargo, los intérpretes que eligen este tipo de lenguaje suelen acompañar cantantes o buscar algunos socios para que ese camino no sea transitado, de principio a fin, de manera tan solitaria.

El caso de Juanjo Domínguez es, en ese sentido, casi emblemático de esa condición de guitarrista. Se trata de un virtuoso cuyo destino unívoco es el de ser solista. Sin embargo, los comienzos de su carrera estuvieron marcados por el acompañamiento de cantantes de tango, folklore o boleros. Luego, cuando Juanjo ya era reconocido por su estilo tan personal, compartió proyectos discográficos con varios talentos, como el bandoneonista Julio Pane y el acordeonista Raúl Barboza. Hasta aceptó la invitación de Andrés Calamaro para la creación de una sociedad tanguera inesperada. Aun así, y a pesar de que en los proyectos propios casi siempre está secundado por otros músicos, Juanjo es un solista de singulares características. Por eso, con varias décadas de carrera, se plantea la posibilidad de armar un tríptico discográfico en el que busca que el oyente escuche temas inoxidables del repertorio popular y, al mismo tiempo, sepa que el que pulsa las cuerdas es él.

El proyecto ya está en marcha y tiene un CD publicado: Juanjo interpreta a Chabuca. El siguiente volumen, también acompañado por los músicos de su conjunto, estará orientado al repertorio de Alfredo Zitarrosa. Y el último, aunque parezca que no está en la misma línea, será de guitarra sola y estará dedicado a la música de The Beatles.

"No es fácil hacer música instrumental. Pensá que los temas de Alfredo tienen letras de mucho contenido y que las canciones de Chabuca tienen una gran musicalidad. Pero era una idea que tenía en la cabeza desde hacía varios años. Entré al estudio para grabar música de Chabuca Granda y seguí con Zitarrosa y con los Beatles. Puede parecer raro, pero no lo es para mí. Yo siempre toqué algunos temas de todos ellos. Le hice escuchar la grabación de los Beatles a mi papá, y le gustó. Él es una persona grande que no escuchaba la música de los Beatles, sin embargo, creo que le gustó porque ahí están las canciones y también estoy yo. Mi idea es que quienes las escuchen puedan identificar las dos cosas. Después de tanto tiempo de tocar, uno va creando una personalidad. No quiero que eso se pierda."

Juanjo planea presentar las versiones del primer disco de este tríptico en una sala porteña, próximamente.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »