"Gracias a Dios no me mataron", dijo el ex vicepresidente, quien fue sorprendido cuando llegaba a su casa junto a su mujer. Venían de hacer un trámite en un banco. Quisieron asaltarlos pero un custodio los defendió y mató a un ladrón.

Había pasado unos minutos de las 13.30 cuando el ex vicepresidenteCarlos Ruckauf y su mujer llegaba a su casa de Palermo tras realizar un trámite en un banco de la zona. Se bajaron de la camioneta y fueron interceptados por un hombre que golpeó en la frente al ex canciller y gobernador bonaerense, y le arrancó la cartera a su esposa. Un custodio que vio lo que sucedía disparó y mató al ladrón. Sus cómplices huyeron.

Todo ocurrió en Juncal y Jerónimo Salguero, en Palermo, a metros de un colegio y de la plaza Las Heras. El ex vicepresidente y su mujer volvían a su casa tras hacer una trámite en el City Bank de avenida Las Heras 3581.

Fue cuando el matrimonio llegaba a su casa, en una camioneta Honda CRV manejada por un policía federal retirado que trabaja como custodio de Ruckauf, que un hombre se bajó de un auto y se acercó a la pareja: le dio un culatazo al ex canciller y le arrebató la cartera a la mujer.

“Estábamos entrando al edificio, y apareció un joven de atrás que me dice dame la plata. Pensé que era un amigo de mi hijo que me quería hacer una broma, me di vuelta sonriendo y me dio un culatazo. Le apunta a mi mujer y le dice que le dé la cartera, por suerte lo hizo”, explicó ante la prensa Ruckauf que tenía un vendaje en la frente y explicó que se iba a hacer una radiografía.

El ladrón salió corriendo rumbo a una moto que lo estaba esperando cuando el custodio le dio la voz de alto y le disparó. El delincuentes cayó desvanecido al suelo y murió. Ante esto, el cómplice que lo esperaba en la moto huyó al igual que el conductor del auto del que se había bajado el delincuente.

Habíamos ido al City (por el Citybank) a cubrir la tarjeta. Esto le pasa a todos, se da que justo me tocó a mí porque soy conocido, pero a estos salvajes lo sufren todos los argentinos... Gracias a Dios no me mataron”, dijo Ruckauf y negó que lo hayan vendido en el banco, porque fue a pagar, y se despidió con un chiste: “Al menos los ravioles que había comprado se salvaron”.

 

El juez de instrucción Manuel De Campos dispuso la detención del custodio de Ruckauf, un ex miembro de la Policía Federal, a la espera de que los peritajes determinen cómo ocurrieron los hechos.

Mientras, los investigadores analizan las imágenes de la zona: tanto las que apuntan al banco al que asistió el ex funcionario, como las que dan sobre la puerta de entrada del edificio de donde fue cometido el ataque. También se dispuso la captura de imágenes sobre la ruta que siguió la moto que escapó tras la muerte de uno de los ladrones.

El antecedente

Esta no es la primera vez que un asalto en la esquina de la casa de Ruckauf termina de manera trágica: en abril de 2002 y cuando era canciller, fue uno de sus custodios quien fue asesinado.

Al principal Adrián Falduto lo mataron en el Bar de la Villete, ubicado en Juncal y Salguero, cuando un joven entró al bar armado y exigió la recaudación. Falduto estaba entre los clientes, vestido de civil. Se desempeñaba como jefe de la custodia del entonces canciller Ruckauf. Justo frente al bar, el ex vicepresidente tenía su departamento.

Por este crimen, hace diez años un hombre fue condenado a prisión perpetua y su padre recibió siete años de cárcel, acusado de ser cómplice.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »