Viernes 18 de Junio de 2021

Hoy es Viernes 18 de Junio de 2021 y son las 10:51 Estas escuchando LA FOLK ARGENTINA la radio del folklore desde Tigre Bs As Argentina / mail:lafolkargentina@gmail.com / twitter:@lafolkargentina / fan page:radio la folk

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

SOCIEDAD

1 de junio de 2021

Observadoras de aves se unieron para cuestionar desigualdades y visibilizar territorios en disputa

Con pocos antecedentes a nivel mundial, se están organizando biólogas y observadoras de aves en el país para abordar la problemática de la discriminación de género que se da en ese ámbito.

Biólogas y observadoras de aves comienzan a organizarse en Argentina, porque las discriminaciones de género también existen en esos ámbitos, en las relaciones de poder que se dan en los trabajos de campo y en las posiciones para ocupar un territorio a investigar, experiencias nuevas, con pocos antecedentes a nivel mundial, donde el feminismo también llegó con sus binoculares violetas.
Las Garzas Brujas es el nombre que también identifica a la Colectiva de Observadoras de Aves Feminista (COAF) desde hace más de dos años, un encuentro que se dio a través del avistaje para generar "un vínculo con el territorio a través de las aves, donde vemos las interrelaciones con la naturaleza y entre humanos", contó a Télam, Laura Borsellino, licenciada en Comunicación, cursando una maestría en Conservación de la Biodiversidad, y periodista ambiental.

Sus integrantes militan en distintos espacios feministas y, en 2018 durante las movilizaciones en las calles por el primer debate por aborto legal en Argentina, se fueron encontrando y coincidiendo también en su tarea de contemplar y estudiar las aves.

Ya reunidas como avistadoras de aves feministas, comenzó el proceso de pensar acciones conjuntas.
  El objetivo es abordar la problemática de la discriminación de género que se da en ese ámbito. El objetivo es abordar la problemática de la discriminación de género que se da en ese ámbito.
Navegando en internet, una de las integrantes descubrió a Molly Adams, una neoyorquina que en 2016 fundó Feminist Bird Club, que se ha expandido con sedes en América del Norte y en los Países Bajos.

Pero las argentinas decidieron formar su propio espacio.

"Nosotras teníamos que tener nuestro espacio, nuestra problemática situada en Argentina, que también son problemáticas distintas, depende el lugar del país del que hablemos", explicó la militante.

También crearon su propio proyecto las "Pasionarias", un grupo de mujeres naturalistas de Córdoba, conformado por biólogas y estudiantes, especializadas en el estudio de aves, mamíferos, insectos y hongos.

La idea se gestó en viajes de campo donde hacían investigaciones y en espacios universitarios compartidos "donde abordábamos numerosos cuestionamientos hacia el sistema científico que, dominado por el machismo, oprime y desplaza a las mujeres y disidencias en numerosas áreas de investigación", contó a Télam la bióloga Agustina Tello.
  Observadoras de aves se unieron para cuestionar desigualdades Observadoras de aves se unieron para cuestionar desigualdades
La profesional está especializada en aves, es estudiante de la maestría en Manejo de Vida Silvestre en la Universidad Nacional de Córdoba. técnica de Laboratorio del Centro de Referencias de Vectores (Cereve) en esa provincia, voluntaria del "Instituto Jane Goodall Argentina, y escultora e ilustradora naturalista y científica.

"Nuestro principal objetivo es consolidar ese espacio feminista en el que otras mujeres y disidencias se sientan cómodes y segures para aprender e intercambiar información sobre la fauna, flora y funga que nos rodea y su relación con el ambiente", destacó la investigadora.

Mismo objetivo de Las Garzas Brujas: "Las actitudes machistas también las vivíamos en los clubes de observadores de aves que existen. Allí hay coordinadores que siempre son varones. Hemos escuchado comentarios como 'cállate, cotorra', o invalidar nuestras apreciaciones con un 'no sabés nada'", compartió Borsellino

En la organización que reúne a porteñas y conurbanas bonaerenses se reúnen mujeres de distintas edades, y allí confluyen avistadoras y se van sumando guardaparques y fotógrafas.

"La diversidad es lo que genera el corazón de la colectiva y militamos en espacios territoriales", resaltó Borsellino.

Para elegir los lugares donde realizan observaciones no sólo miran las aves, lo que les interesa "es el vínculo con la naturaleza, y elegimos los territorios que están en disputa, las reservas naturales, los espacios semiabandonados", definió la comunicadora.

"Visitamos los que tienen más conflictos, y allí suele haber grupos que intentan mantener ese territorio naturalizado, por lo que nos unimos a su tarea de visibilizar y conectar con esas experiencias locales. Nos posicionarnos políticamente. Hacen falta estos lugares, el vinculo entre humanos y de humanos con la naturaleza", reflexionó.

En la misma sintonía, desde Córdoba, Tello explicó que exploran "diferentes opciones de investigación y conservación de la naturaleza, fomentando el respeto entre pares y territorios de reflexión para abordar temas de alcance social y ambiental".

También se trata de "repensar el rol de la mujer en la ciencia, tanto en el pasado como en el presente, para de esa manera buscar soluciones futuras a los temas que nos atraviesan", resaltó.

Las Pasionarias se completan con Victoria Lassaga, Leticia Terzzoli y Elvira Canio, estudiantes de Biología y Lu Arce Paniagua, que cursa la licenciatura en en Desarrollo Regional y Local.

Tanto Las Garzas Brujas como las Pasionarias comparten en Instagram sus hallazgos e invitan a repensar, desde el feminismo, la relación con la naturaleza.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!