Se trata de un reservado con un jinete a lomo. Fue diseñada y construido por la empresa caroyense Gnomon, la misma que instaló el reloj gigante en el ingreso principal a la Casa Rosada.

Esta mañana, en las horas previas al inicio de las Bodas de Oro del Festival de Doma y Folklore de Jesús María, se habilitó oficialmente el “cucú” festivalero, obra de la empresa caroyense Gnomon.

El reloj permitirá ver hora a hora la salida de un caballo con un jinete sobre el lomo. La pieza autómata mide 1,20 metro, aproximadamente y fue fabricada por la empresa de referencia, que dirige Guillermo del Valle.

El original reloj está ubicado al lado del acceso principal del anfiteatro José Hernández.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »